17 de abril de 2024

SALTONAUTAS de Hao Jingfang / Traductor: David Tejera Expósito / Editorial: NOVA / Género: Ciencia Ficción / 448 páginas / ISBN: 9788419260185 / 2024

Hao Jingfang, una destacada voz de la nueva ola de escritores chinos de ciencia ficción, nos acerca a su universo literario con «Saltonautas», su última obra publicada en España. Esta novela, traducida por David Tejera Expósito, no solo es una proyección ficcionada del futuro, sino que también podría considerarse una lección de historia moderadamente contemporánea. A través de una trama que evoca la ciencia ficción de antaño, Jingfang nos presenta a un grupo de cuatro individuos que se aventuran en el desconocido mundo de los contactos alienígenas, lo que desencadena una serie de eventos que cambiarán el curso de la humanidad.
La trama se centra en Jiang Liu, un adinerado playboy; Yun Fan, un científico determinado a restaurar el honor de su padre; Qi Fei, un oficial con una intachable carrera militar; y un misterioso hombre con conocimientos de navegación espacial. Estos personajes descubren misteriosas señales que les hacen sospechar que están en presencia de una nave alienígena. Mientras las potencias mundiales persiguen sus propios intereses, este heterogéneo grupo se prepara para lo que podría ser el primer contacto oficial con seres de otro mundo.
Desde las primeras páginas, «Saltonautas» logra capturar la atención del lector con esta intrigante premisa. Jingfang, en un mundo que está al borde de la destrucción, mezcla la ciencia y la especulación. Los diálogos entre los personajes sirven como vehículo para explorar ideas filosóficas y teóricas, presentando puntos de vista opuestos que invitan a la reflexión. En un momento crucial de la novela (me niego a hacer spoliers), cada pregunta y respuesta parece abrir nuevas posibilidades, sumergiendo al lector en un mar de incertidumbre y anticipación.
No obstante, la novela no está exenta de ciertas cositas. El ritmo pausado, reminiscente de la ciencia ficción clásica, puede resultar un pequeño obstáculo para algunos lectores modernos que buscan una narrativa mucho más ágil y dinámica. Los personajes, aunque poseen motivaciones claras, a veces parecen estar relegados por las explicaciones científicas e históricas que abundan en la obra. El triángulo amoroso, un elemento presente en el núcleo de la trama, carece de la profundidad emocional que algunos podrían esperar, dejando una sensación de insipidez en su desarrollo.
Pero es en la construcción del mundo donde Jingfang demuestra su maestría. Los detalles sobre la tecnología alienígena y las vastas distancias en el espacio están cuidadosamente elaborados, ofreciendo una visión fascinante de un futuro posible. Los aficionados de la ciencia ficción pura y dura encontrarán en «Saltonautas» un festín de conocimiento científico y especulación, aunque es verdad que aquellos otros que busquen una historia más centrada en las relaciones personales podrían sentirse algo decepcionados.
En el panorama actual de la ciencia ficción, donde la diversidad cultural y las nuevas perspectivas están en alza, creo que la obra de Jingfang se destaca como un ejemplo notable de la creciente influencia de la literatura china en el género. Su estilo, más pausado y más intelectual, ofrece una alternativa refrescante a las narrativas convencionales. «Saltonautas» es, en última instancia, una exploración de las posibilidades infinitas del universo y de la mente humana, una invitación a cuestionar nuestras propias creencias y a imaginar un futuro que trascienda los límites de lo conocido.

Deja un comentario