La crónica

Cinco millones y medio de personas sin trabajo…¡indignante! Me hubiese gustado comenzar la crónica de esta manera: “En Madrid se respiraba el almizcle propio de la bohemia literatura. Libreros, editores, escritores, poetas, soñadores, felices amantes,…, todos acaramelados con el olor dulzón a libro nuevo y viejo. A la capital fui con la “esperanza”, acompañando a…