Ilíada liberada

ILÍADA LIBERADA de HOMERO / Versión de: Samuel Butler / Ilustrador: Eduardo Pelegrín Martínez de Pisón (Calpurnio) / Traducción: Miguel Temprano García / Editorial: Blackie Books / Colección: Clásicos liberados / Género: Narrativa / 640 páginas / ISBN: 9788418733918 / 2022

Lo primero que tengo que decir sobre Ilíada liberada es que su edición es una belleza. Es una obra de arte en sí misma. Los acabados y las ilustraciones del reputado Calpurnio, más de ochocientas ilustraciones según la propia editorial, son simplemente inmejorables, genialidad en estado de máxima calidad. Una obra de arte.
Dicho esto.
La Ilíada es la mayor obra épica jamás escrita, y para mí, la versión homérica que realizó Samuel Butler (1835-1902) es la mejor y más, ¿como decirlo?… más literaria. Es un acierto a mi entender que la editorial apostara por esa versión y no por otra menos actualizada. Hay que tener en cuenta que esta obra originalmente estaba escrita para recitarse en verso, en hexámetros dactílicos, un tipo de verso que alternaban sílabas cortas con largas, con un ritmo determinado, etc. (fue la inspiración de los cantares de gesta, los romances, e incluso el rap contemporáneo). El argumento principal es bien conocido por todos, la Ilíada narra el devenir y la cólera del héroe Aquiles en la guerra de Troya, durante cincuenta y un día en el último año de la guerra.
Esta Ilíada liberada incluye textos de Marina Garcés, Alberto Conejero (Premio Nacional de Literatura Dramática 2019) y Alessandro Baricco donde hablan sobre las mujeres en la guerra. Marina Garcés nos retrata en Guerreras de la guerra a las mujeres valientes que se reivindican como hacedoras de paz, luchadoras incansables que intentan cambiar la sociedad para evitar guerras futuras. Alessandro Baricco evoca con su texto a las mujeres que van detrás de las desgracias que los hombres provocan con la guerra, reparando con sus deseos de paz la belleza que subyace en el desastre. Por último, Alberto Conejero (quizá de los tres textos es el que más me ha gustado) ha hecho una deliciosa adaptación de la tragedia de Eurípides, en el que las mujeres son el centro de toda la tragedia, las que soportan el mayor peso de la destrucción de la ciudad de Troya.
Este libro es una delicia.


Maxi Sabela Tornés

Gran guía visual del cosmos

GRAN GUÍA VISUAL DEL COSMOS de Toshifumi Futamase y Toshihiro Nakamaru / Ilustraciones: Yu Tokumaru / Editorial: Blackie Books / Género: Ensayo / 305 páginas / ISBN: 9788419172396 / 2022

Qué maravilla de libro. Ojalá todas las guías del mundo mundial sobre cualquier tema copiaran este formato. Es una pasada. «Gran guía visual del cosmos» es una verdadera enciclopedia sobre el universo, explicada de una manera tan amena, sencilla y práctica que cualquier persona, por muy alejada que esté de estos temas termina aprendiendo muchísimo. Es un paseo al conocimiento estelar de la mano de la diversión.
El autor, Toshifumi Futamase, es un gran físico espacial especialista en relatividad general y cosmología, y a la par un magnífico divulgador. En el libro nos habla del Big Bang, de la expansión del universo, de los agujeros negros, de las ondas gravitacionales, de la materia oscura, de la mecánica cuántica, etcétera etcétera etcétera; nos habla de la historia de los grandes astrónomos y teóricos del cosmos como Galileo, Einstein, o Aristarco de Samos, entre otros tantos. La guía está ilustrada por Yu Tokumaru, con imágenes no muy elaboradas, gráficos y esquemas muy sencillos, pero con una calidad interpretativa inmejorable. La ilustración en este libro está, como diría un buen cocinero, en su punto justo de cocción. Sin apenas ser conscientes de ello, nos vamos empapando de conceptos clave sobre astronomía, y su historia, así como también de pinceladas sobre religión y mitología estelar.
Una de las curiosidades de este libro, y también una de sus virtudes, es que la guía puedes utilizarla como un diccionario al uso, para localizar esas palabras o términos que en un momento determinado necesitas buscar; como un libro para leértelo y disfrutarlo del tirón, también puedes empezar por el capítulo que te de la gana o te interese y seguir con otro después, el orden de los factores no altera el producto, doy fe; o como un libro divulgativo, formativo, para leérselo a los niños por ejemplo.
Desde que me lo leí (hace hoy cinco días) ha sido el regalo de cumpleaños de cuatro personas, dos amiguetes y dos sobrinos. Apto para cualquier edad.

¡Regalazo el que nos ha traído Blackie Books!

Maxi Sabela Tornés

Azumi

AZUMI de Akari Berganzo / Editorial: Europa Ediciones / Género: Narrativa / 163 páginas / ISBN: 9791220109666 / 2021

Los pronombres personales átonos pueden ser de dos tipos: proclíticos y enclíticos. Los proclíticos siempre van delante del verbo y se escriben separados de él. Los enclíticos van detrás del verbo y se escriben unidos al mismo, como una sola palabra, como por ejemplo “enamorarME” o “apoyarME” (sí, lo que he resaltado en mayúsculas es el pronombre de marras). Pero bueno, ¿a qué viene este tostón?, se preguntará más de uno. ¿Por qué comienza la reseña el Jesús hablando de pronombres átonos, enclíticos o vete tú a saber? Pues verán, intentaré ser breve: este libro está repleto de errores gramaticales, ortográficos, ortotipográficos; errores que dificultan (y empobrecen) enormemente el disfrute de la lectura; esto de los pronombres es algo que no debe de tener muy claro el que hizo la corrección de la novela en la editorial. Ya en las dedicatorias hay sendas faltas de ortografía, desde la primera página. Al principio pensé que podría tratarse de alguna errata de impresión, pero no, nada más lejos de la realidad. Hay demasiados errores de ortografía, gramaticales y sobre todo ortotipográficos como para no pensar que la corrección de esta novela por parte de algún profesional brilla por su ausencia. Un desastre. Me llama la atención que la propia autora en los agradecimientos nombre a dos personas, una tal Gilda Moreno y otra tal Alessia Venditti, agradeciéndole a una “por su empuje y por el fino trabajo en la primera corrección de estilo” (sic) y a otra “por el meticuloso resultado en el tratamiento del texto y por el gran cuidado al efectuar la segunda corrección de estilo” (sic). Yo, por si acaso alguna vez me da por escribir una novela, me he apuntado esos dos nombres para evitarlos como la peste, viendo su supuesto “trabajo” no querría que se acercaran nunca a tocar o retocar algún texto mío. No lo sé con seguridad, porque no lo sé, pero me da a mí la impresión de que en Azumi no hay corrección de estilo que valga, sino que se limitaron a hacer el paripé, no sé muy bien por qué. Un desastre, repito.
Vayamos con la obra. Azumi es una novela corta que se hace larga. Quizá como relato hubiese funcionado mucho mejor que como novela. Es una historia a mi juzgar muy desordenada, donde la voz principal es la de una niña que supuestamente está crionizada y que, con una voz interior unas veces seudofilosófica e histriónica otras, va narrando lo que le va sucediendo, o viendo, o pensando, o… (los puntos suspensivos otro de los recursos utilizados en exceso por la autora y que las “correctoras de estilo” pasaron por alto). Hay párrafos que son un calco de otros anteriores, y no hay interacción entre los personajes que pululan por la narración que de algo de naturalidad a una voz cansina y poco expresiva. Esa pretendida metáfora sobre la espiritualidad, el alma, la verdad absoluta o las segundas oportunidades, se queda en eso, en una metáfora fallida. A la narración le falta mucha corrección, pero corrección de verdad. La novela está verde, está mal escrita. A mi entender, siempre bajo mi punto de vista, Azumi tal cual está escrita y editada no es una novela propia de un escritor profesional. Falta trabajo, mucho trabajo.
Akari Berganzo es una escritora mexicana autora de nueve libros publicados entre 2012 y 2018, Azumi es su primera novela, todos los anteriores títulos fueron obras de no ficción, libros de espiritualidad y autoayuda.

Jesús Cuenca Torres

Matar a la bestia

MATAR A LA BESTIA. HISTORIA SECRETA DE LA GUERRA CIVIL de VV.AA. / Editorial: La Felguera / Colección: Memorias del subsuelo / Género: Ensayo / 528 páginas / ISBN: 9788412466959 / 2022

Un libro vaciado de prejuicios. Un libro impactante. Un libro necesario. Una antología ni verdadera, ni falsa, ni justa, ni injusta, ni parcial, ni imparcial. Una antología única, irrepetible, necesaria. Una antología sellada con la realidad de una cruenta guerra.
Felguera es una editorial monocorde, no se sale de su linea ni un sólo milímetro. Bravo. Es capaz de sorprender, incluso cuando la sorpresa ya está desvelada. Matar a la bestia es una gran antología, es un libro irrepetible, está creado para ser devorado, para ser disfrutado una y otra vez.
Ya está. Me voy a limitar a hacer algo que nunca he hecho antes (en mis más de quinientas reseñas de libros en diferentes medios), va a ser la propia editorial quien hable por mí. Sin más.
Corroboro hasta la última letra de lo que Felguera dice sobre Matar a la bestia:

“Esta es la guerra que jamás te contaron, una en donde las grandes historias dan paso a aquellas otras protagonizadas por los sin nombre. Singulares, extraordinarias y, en gran medida, desconocidas, que reflejan la movilización total y la generosidad. Batallones de la Muerte —anarquistas con huesos y calaveras y hasta cuchillos, imitando a los arditi italianos— o Legionarios de la Muerte que marcharon contra los otros, los preparadísimos legionarios del «¡Viva la muerte!». En los primeros meses de guerra, la llamada a las armas fue prácticamente total. Jinetes armados, trenes de «agitación», blindados caseros, gudaris, dinamiteras, dirigibles ardiendo en la Casa de Campo, milicias de mujeres e incluso empleadas de una perfumería empuñaron las armas y se pusieron el ya famoso mono de obrero.
No hubo sector que no crease su particular imaginario antifascista: matarifes, peluqueros o toreros, entre muchos otros, crearon sus propios grupos armados, sin experiencia militar previa, mientras los cabarets sicalípticos seguían abiertos a pesar de los bombardeos y la moralina republicana. Podías ir al cine Durruti y pasear por la avenida de Rusia o la calle Mateo Morral. Contra tropas africanas, italianas o alemanas, armas caseras, arte surgido entre los escombros, revistas de agitación, Escuelas de Chóferes de Mujeres Libres, «brujas» y ciclistas antifascistas.
Todo eso está en este libro, una gran antología ilustrada, guerrera y emocionante de Agente Provocador, que es deliberadamente parcial: recoge solamente la memoria de los nuestros, esa que hay que cuidar y preservar para precisamente no olvidar. Así es: no olvidarlos a ellos y ellas, héroes y heroínas casi siempre anónimos que sufrieron un golpismo bárbaro dirigido contra el mismo pueblo, con su consiguiente guerra, y que los marcó —y, de paso, también a nosotros, depositarios de una memoria frágil— y envió al exilio o bien acabaron en cunetas aun hoy sin exhumar.”

Jesús Cuenca Torres