Entremés: “Ciudad de cristal” de Paul Auster

«Nueva York era un espacio inagotable, un laberinto de interminables pasos, y por muy lejos que fuera, por muy bien que llegase a conocer sus barrios y calles, siempre le dejaba la sensación de estar perdido. Perdido no sólo en la ciudad, sino también dentro de sí mismo. Cada vez que daba un paseo se sentía como si se dejara a sí mismo atrás, y entregándose al movimiento de las calles, reduciéndose a un ojo que ve, lograba escapar a la obligación de pensar. Y eso, más que nada, le daba cierta paz, un saludable vacío interior. El mundo estaba fuera de él, a su alrededor, delante de él, y la velocidad a la que cambiaba le hacía imposible fijar su atención en ninguna cosa por mucho tiempo. El movimiento era lo esencial, el acto de poner un pie delante del otro y permitirse seguir el rumbo de su propio cuerpo. Mientras vagaba sin propósito, todos los lugares se volvían iguales y daba igual dónde estuviese. En sus mejores paseos conseguía sentir que no estaba en ningún sitio. Y esto, en última instancia, era lo único que pedía a las cosas: no estar en ningún sitio. Nueva York era el ningún sitio que había construido a su alrededor y se daba cuenta de que no tenía la menor intención de dejarlo nunca más».

Ciudad de cristal (Paul Auster, 1985)

Paul Auster foto JunglaPaul Auster nació en Newark, Nueva Jersey, el 3 de febrero de 1947. Empezó a escribir a la temprana edad de 12 años gracias a la influencia de su tío, que era traductor. Estudió literatura francesa, italiana e inglesa en la Universidad de Columbia de Nueva York. Sus primeros trabajos fueron como traductor de autores franceses como Jacques Dupin y Andre du Bouchet. Una vez acabados sus estudios, se trasladó a París, donde evitó su participación en la Guerra de Vietnam. Durante una década intentó introducirse, sin éxito, en el mundo del cine y también escribió artículos para algunas revistas. Sin embargo, no fue hasta 1976 –publicada seis años después bajo el pseudónimo de Paul Benjamin– que escribió su primera novela (autobiográfica): Jugada de presión (Squeeze Play). No tuvo apenas repercusión y padeció serias dificultades económicas. Ambos aspectos cambiaron tras la muerte de su padre, la cual le proporcionó una herencia que alivió sus deudas y apuros y, además, le inspiró La invención de la soledad (The Invention of Solitude, 1982). Desde 1990 ha sido premiado una decena de veces con galardones de prestigio y también fue, a merced de este reconocimiento, que por fin pudo flirtear con el cine. Franz Kafka y Samuel Beckett son algunos de los iconos literarios que más influyeron en su obra. Actualmente vive en Nueva York. Se le conoce por obras tales como: La trilogía de Nueva York: compuesta por Ciudad de Cristal, Fantasmas y La habitación cerrada (The New York Trilogy: City of Glass, 1985; Ghosts, 1986; The Locked Room, 1986), El palacio de la luna (Moon Palace, 1989), Leviatán (Leviathan, 1992), Brooklyn Follies (The Brooklyn Follies, 2005) o Sunset Park (Sunset Park, 2010).

Enrique Sánchez y su cocina

ENRIQUE SÁNCHEZ Y SU COCINA / Editorial: Ediciones Alfar / Género: Recetario / 251 páginas / ISBN: 9788478988730 / 2020

Sobre el libro:

El libro definitivo que nos descubre todos los secretos de la cocina de Enrique Sánchez, el chef que mejor domina hoy el arte de la cocina tradicional de Andalucía combinando en sus creaciones los mejores ingredientes de temporada, pero siempre alimentos populares y sencillos de encontrar.La obra fundamental y sin precedentes que le guiará a través del fascinante mundo de la gastronomía de esta tierra, páginas donde poder descubrir en cada receta, explicadas paso a paso y de manera fácil y sencilla, el irresistible mundo del tapeo o la mejor selección de platos de temporada en ensaladas, aperitivos fríos o calientes, guisos, sopas, pastas y arroces, carnes, pescados y… para rematar, las dulces tentaciones de sus exitosas tartas y creaciones en repostería.Una obra de referencia, además, donde poder consultar el calendario de temporada de frutas, verduras, pescados y carnes, el libro para descubrir y conocer los condimentos que dan sabor a nuestros platos, las hierbas aromáticas y las especias milenarias, sus variedades y usos; o los mayores secretos, trucos y consejos para poder elaborar con éxito una gran selección de recetas de la apasionante cocina de Enrique, la que cada tarde prepara en televisión.

Sobre el autor:

Enrique Sánchez, sevillano de nacimiento y malagueño de adopción, cambia la Facultad de Medicina por su gran pasión: la cocina.Tras finalizar sus estudios en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, inicia un largo camino de aprendizaje en reconocidos y prestigiosos restaurantes dentro y fuera de nuestras fronteras. Países como Estados Unidos, Japón, México, Portugal, Italia, Rusia o República Dominicana han sido testigos de sus años de formación en los fogones.En 2010 deja su función como profesor en la Escuela de Hostelería de Sevilla para dar el salto a la televisión. Años en los cuales “Cómetelo” (Canal Sur) se ha convertido en un auténtico referente de los programas de cocina en televisión. Autor de varios libros convertidos en top-ventas, presentador de televisión (La Báscula, Objetivo Chimborazo, El gusto es Nuestro, Cocina con Clan, Menuda Noche), ha recorrido más de 15 países con ponencias y demostraciones gastronómicas.Actualmente compagina su faceta televisiva con un pequeño catering, asesorando empresas de alimentación y colaborando con diferentes entidades solidarias y fundaciones.

No hay creación sin poesía

El arte no es arte sin poesía. Las poesía es el bastión donde se sustenta el arte. No hay belleza sin poesía. No hay amor sin poesía. No hay creación sin poesía. Todos… tanto el pintor como el escultor, tanto el cineasta como el dramaturgo, tanto el ceramista, tanto el novelista como el poeta… todos crecen como artistas si la poesía crece en su alma. No hay creación sin poesía.

Ars gratia artis…

Hoy os voy a hablar de tres poemarios, muy distintos entre sí y muy recomendables.

El primero, “Menos la luna y yo”, lo ha escrito un poeta malagueño, Jesús Cotta (Cártaga, Málaga, 1967). De los tres es el más formal, en el sentido poético de la palabra. Aísla su poemario con lemas filosóficos y mundanos, dispara su visión personal con reflexiones metafísicas que recrean el mundo con los elementos propios del anhelo, el amor, la pulsión y la visión de los antiguos “sofistas”. Aunque el poeta separa sus poemas bajo los títulos de Niños, Hombres, Logos, Elementos, Eros y Dios, hay que leerlos, sentirlos, como un todo indivisible.

Menos la luna y yo / Jesús Cotta / 2013 / La isla de Siltolá / ISBN 9788415422464
Menos la luna y yo / Jesús Cotta / 2013 / La isla de Siltolá / ISBN 9788415422464

«Loco de amor perdido estaba Dios

cuando se le ocurrió la golondrina.

Cómo tembló cuando la echó a volar.

Y cómo vuela desde entonces. Mírala.

Mira la gracia remontar el vuelo,

lanzarse al sol, pastorear la brisa,

rasgar el vendaval con alas negras,

el pecho rojo de quitar espinas. (…)»

Extracto de ‹La Golondrina› (Menos la Luna y yo, Jesús Cota, 2013: Ediciones de la Isla de Siltolá)

El segundo de los poemarios que os quiero recomendar hoy, “Personal & político”, es un trabajo redondo de la reconocida poetisa almeriense Aurora Luque (Almería, 1962). Hace muchos años un gran amigo me dijo de ella que su caudal estilístico era intangible, en cuanto era imposible cuantificarlo y/o “pesarlo” en sus versos. Su voz es propia, aunque se la compare con este o aquel, es independiente y personalísima. Hace de lo personal y lo cotidiano una afrenta a lo político y lo etéreo. ¿Se endiosa la tecnología para atontarnos? El poemario se compone de dos cuadernos de viaje: Cuaderno del Sureste” y “Cuaderno Vieja América”, en ellos se aprecia la fragmentación de su composición, quizá debido precisamente a que parten en unas “notas de viaje”. Maravilloso poemario… apetece releerlo una y otra vez…

Personal & político / Aurora Luque / Fundación José Manuel Lara, Vandalia /2015 / ISBN 9788415673064
Personal & político / Aurora Luque / Fundación José Manuel Lara, Vandalia /2015 / ISBN 9788415673064

«Cuando seas ya viejo, de noche, en tu sillón

a la luz de tu lámpara y al borde de tus sueños,

te dirás a ti mismo, agotado y nostálgico:

<<Ella puso mi cuerpo juvenil en sus versos>>.

Pero ya no tendrás compañía que atienda

y despeje quizá sus ocios somnolientos

o su tarea olvide cuando escuche mi nombre

que al tuyo ha celebrado por encima del tiempo. (…)»

Extracto de ‹Jugar con Ronsard› (Personal & político, Aurora Luque, 2015: Fundación José Manuel Lara, Vandalia)

El último de los poemarios que os quiero recomendar no es otro que el “Álbum de Venus seguido del arte de putear” de Nicolás F. de Moratín (Madrid, 1815-1820). Estos son los famosos versos que en 2012 reaparecieron del olvido, y que constituyen la antología poética de dieciocho poemas de corte erótico-pornográfico que el escritor madrileño editó, con diferente suerte en cuanto a calidad y técnica, allá en 1772 y que el Santo Oficio prohibió en 1777. Son poemas casi todos sensuales, sugerentes, representativos de un mundo amable y libertino, alejado de la sociedad ultra ortodoxa imperante en aquella época. Es curioso leer este libro ahora, con la perspectiva que nos da nuestra “desvirgada” inocencia; el conocimiento “ilustrado” que el gran poeta español tenía de las pasiones y deseos del hombre de su época, son/están muy vigentes todavía hoy en día.

(Mención seria a la introducción que Álvaro Piquero hace de este libro; hay que leerla…)

Álbum de Venus, seguido del arte de putear / Moratín / Edición de Álvaro Piquero / 2015 / Colección Visor de Poesía / ISBN 9788498956894
Álbum de Venus, seguido del arte de putear / Moratín / Edición de Álvaro Piquero / 2015 / Colección Visor de Poesía / ISBN 9788498956894

«Bella mujer a quien adoro tanto,

tú, que me has hecho con tu amor feliz,

de un trovador escucha el dulce canto:

voy a cantar nuestro primer desliz.

Lo que de amor llorareis los estragos,

aprended de mi ejemplo a confiar:

toda mujer se rinde a los halagos

del que es constante y tierno para amar. (…)»

Extracto de ‹Mi triunfo› (Álbum de Venus, seguido del arte de putear, Nicolás F. de Moratín, 2015: Colección Amaranta, Visor libros)

De Cebrián e Illescas

Entremés: “Canción de Navidad” de Charles Dickens

«Había rojizas cebollas de España, de rostro moreno y amplio contorno, de gordura reluciente como frailes españoles que, desde los estantes, guiñaban el ojo con irresponsable malicia a las chicas que pasaban y luego elevaban la mirada serena al muérdago colgado. Había peras y manzanas, apiladas en espléndidas pirámides. Había racimos de uvas colgando de ganchos conspicuos por la buena intención de los tenderos, para que a la gente se le hiciera la boca agua, gratis, al pasar; también había pilas de avellanas, marrones, aterciopeladas, con una fragancia que evocaba los paseos por los bosques y el agradable caminar hundido hasta los tobillos entre las hojas secas; había manzanas de Norfolk, regordetas y atezadas, resaltando entre el amarillo de naranjas y limones y, con la gran densidad de sus cuerpos jugosos, pidiendo a gritos que se las llevasen a casa en bolsas de papel para comerlas después de la cena. Hasta los peces dorados y plateados, desde una pecera expuesta entre los exquisitos frutos, y a pesar de pertenecer a una especie sosa y aburrida, parecían saber que algo estaba sucediendo y daban vueltas y más vueltas en su pequeño mundo con la excitación lenta y desapasionada propia de los peces».

Canción de Navidad (A Christmas Carol, Charles Dickens, 1843)

Charles John Huffam Dickens nació en Portsmouth, Inglaterra, el 7 de febrero de 1812 y murió en Gads Hill Place, también en Inglaterra, el 9 de junio de 1870. Fue uno de los novelistas más prestigiosos de la época victoriana y hoy en día es considerado como uno de los más conocidos dentro de la literatura universal. Admirado por sus dosis de ironía y humor, también es reconocido su talento para la descripción y la crítica de la sociedad de su tiempo. Se le conoce por obras tales como: Grandes Esperanzas (Great Expectations, 1861), Historia de dos ciudades (A Tale of Two Cities, 1859), David Copperfield (The Personal History, Adventures, Experience and Observation of David Copperfield the Younger of Blunderstone Rookery [Which He Never Meant to Publish on Any Account], 1850) u Oliver Twist (Oliver Twist: The Parish Boy’s Progress, 1838).