22 de mayo de 2024

(c) Uxío Da Vila

Hoy nos visita en la Jungla el escritor y periodista César Suárez para hablar, entre otras cosas, sobre su última obra publicada, El enigma Paco de Lucía:

«Su guitarra, decía su amigo Manolo Sanlúcar, «encanta al que no sabe y vuelve loco al que sabe». Su compleja personalidad le convirtió en un genio de la música admirado en todo el mundo, pero también en un hombre angustiado y lleno de dudas. ¿Qué hay tras la mirada enigmática del mejor músico flamenco de la historia?

Paco de Lucía aprendió a tocar la guitarra en su casa gracias a su padre, que elaboró un ambicioso plan al estilo del que Leopold Mozart llevó a cabo con su hijo. Pronto se convirtió en un virtuoso que superó a todos sus maestros e hizo su primera gira mundial con solo catorce años. Formó una pareja mítica con el cantaor Camarón de la Isla y expandió los límites del flamenco hacia lugares inimaginables. Ídolo a su pesar, en la furia de su toque está a la vez la búsqueda y la huida de sí mismo.

Cuando se cumplen diez años de su inesperada muerte en Playa del Carmen (México), César Suárez recorre en El enigma Paco de Lucía los principales sucesos de su vida con un enfoque narrativo, aportando material inédito y profundizando en las razones de su permanente insatisfacción y su extrema sensibilidad.

Con ustedes, el fabuloso Paco de Lucía».

Pregunta: En «El enigma Paco de Lucía» nos adentramos en la vida y el arte de uno de los músicos más influyentes de la historia. ¿Qué lo motivó a profundizar en la figura de Paco de Lucía y contar su historia de una manera tan detallada y apasionante?

Respuesta: Primero la curiosidad personal de saber más de él, de su música, y ya cuando empiezo a preguntar e investigar sobre su vida, la atracción que ejerce en todo el que le trata, y por último el afán de contarlo a mi manera, como me gustaría que me lo contasen a mí, que soy un recién llegado al mundo del flamenco.

P: ¿Y qué le diría a los lectores que aún no conocen su libro «El enigma Paco de Lucía» para convencerlos de su lectura?

R.: Que se lo tomen como una novela de un gran tipo que tuvo una vida excepcional.

P.: Como periodista especializado en cultura, ha entrevistado a diversas figuras del cine, la música y las artes. ¿Cómo ha influido esta experiencia en la escritura de su libro sobre Paco de Lucía?

R.: Es infrecuente encontrarse con una figura de la cultura de la dimensión de Paco con su sencillez y su desprecio por el ego, aunque por dentro luchase contra sus temores y sus fantasmas. 

P.: «El enigma Paco de Lucía» ofrece un enfoque narrativo sobre la vida del legendario músico, ¿cómo abordó el proceso de investigación y escritura para capturar la esencia de su compleja personalidad?

R.: Contacté con la familia, con sus dos mujeres y sus hijos, ellos me abrieron la puerta de algunos amigos que apenas habían hablado de Paco hasta ahora. Entrevisté también largamente a su hermano Pepe, el único de los cinco hermanos que sigue vivo, a sus músicos, desde los del primer Sexteto al último Septeto. Además hay una labor intensa de documentación, lecturas de otras biografías y libros de flamenco, así como sus múltiples entrevistas en televisión y prensa, y sus conciertos.

P.: En su opinión, ¿cuál considera que fue el aspecto más desafiante al profundizar en la vida y obra de Paco de Lucía para este libro?

R.: Tengo la impresión de que sigo buscándole, tratando de descifrar aún el enigma de su formidable personalidad. Fue desafiante contar cómo algunas personas muy cercanas a él le describían como un hombre angustiado y lleno de dudas, atormentado, pero a la vez con unas ganas enormes de disfrutar de la vida y hacer felices a los demás con su música. Creo que es uno de esos tipos infinitos, que trasciende los siglos y se seguirá hablando de él por mucho tiempo.

P.: Aprecia «la utilidad de lo inútil» y las «historias bien contadas». ¿Cómo aplicó estos conceptos al relatar la vida del genial guitarrista en su obra?

R.: A veces contar la vida de alguien no consiste en acumular muchos detalles y anécdotas en el papel, sino en traducir todo ese conocimiento para pintar lo mejor posible al personaje. No hay necesidad de subrayar cada matiz o cada vivencia, yo prefiero sugerir y transmitir al lector para que este interprete, incluso dando detalles y conexiones aparentemente intrascendentes que le lleven a formar su propia perspectiva.

P.Desde que el libro salió a la luz, los elogios hacia él no han cesado, ¿cómo ha sido recibir tan positivas críticas de todo el mundo, desde el lector anónimo hasta figuras tan destacadas en la cultura y el arte como Carmen Linares, premio Princesa de Asturias de las ArtesPedro Simón o Elvira Lindo, entre otros tantos?

R.: Las personas que mencionas son muy generosas, primero por leer mi libro, que siempre es un compromiso antes de su publicación, y luego por las palabras que le dedican. El mundo del flamenco es complejo, hay grandes sabios en el asunto y es muy satisfactorio que mi manera de acercarme a este territorio maravilloso llega a lectores cercanos al flamenco y ajenos a él. 

P.¿Cómo es su rutina a la hora de escribir? ¿Tiene algún ritual o método que le ayude a concentrarse y a plasmar de manera efectiva las historias que desea contar?

R.: Como compagino la escritura con mi trabajo como redactor jefe en TELVA, mi rutina es la que me permite las tareas de redacción. Hago un esquema global, una investigación del contenido de cada capítulo, y a partir de ahí voy profundizando e hilando. Como en el camino suelo descubrir cosas que desconocía, me desvío, tomo otra vereda, vuelvo… Mi rutina es sentarme en mi escritorio rodeado de mis libros, cuando tengo un rato por delante.

P.¿Hay algún otro libro, aparte de «El enigma Paco de Lucía», que le hubiera gustado escribir? Y si lo hay, ¿por qué ese libro en particular?

R.: ¿Un libro ya escrito que me hubiera gustado escribir? Los ensayos de Montaigne.

P.En su biografía se menciona que aprecia «las voces del pasado”… ¿Hay autores de cabecera que hayan influido significativamente en su trabajo como periodista y escritor?

REscritores muchos, Baroja, Pla, Barnes… las voces del pasado son las de mis abuelos, mis tíos, los que ya no están, incluyendo a los cantaores y guitarristas que aparecen en el libro, Ramón Montoya, Sabicas, Niño Ricardo, Caracol, Morente, Niña de los Peines, Carmen Amaya…

P.¿Podría adelantarnos algún proyecto en el que esté trabajando actualmente y del que pueda hablarnos?

R.: Aún no he salido de la vorágine de presentaciones y eventos sobre Paco. Acabo de llegar de Nueva York de presentarlo en el Instituto Cervantes durante el Paco de Lucía Legacy. Pero algo me ronda ya la cabeza.

P.: Para conocer un poco más sobre usted: ¿cómo se describiría como escritor y como persona? ¿Qué le motiva a seguir explorando y contando historias a través de sus libros?

R.: Me motiva descubrirle a los demás lo que a mí me fascina, y como no tengo capacidad para traducir nada, me gusta considerarme de esta manera un traductor. Siempre se pueden contar las cosas de otra manera aunque ya estén contadas.

Deja un comentario