23 de febrero de 2024

Museo de Arte Carrillo Gil, México D.F. (México) Óleo (95,5 x 111,5 cm.)

Una multitud se ha congregado con la expectativa de presenciar un fenómeno casi milagroso o de experimentar una visión religiosa; sin embargo, lo que tienen frente a ellos es una grotesca gallina muerta. La incapacidad de la multitud para reconocer la insignificancia del objeto que veneran resalta la futilidad de su empresa.
La osada composición de esta obra específica revela el asombroso dominio de Siqueiros en la manipulación de los colores, así como la alegre amalgama de fantasía y realidad. Influenciado tanto por corrientes surrealistas como por la riquísima tradición artística mexicana, el artista plasma estos elementos distintivos no solo en sus lienzos, sino también en las imponentes murales que caracterizan su legado. Cabe resaltar que Siqueiros, a lo largo de su carrera, estuvo en prisión y en el exilio en múltiples ocasiones debido a su compromiso político y revolucionario, lo que de alguna manera alimentó su creatividad y dio una capa adicional de complejidad a su obra.
El estilo apasionado de Siqueiros no solo desborda fuerza y vitalidad, sino que también está impregnado de un profundo significado político, empoderando a su arte con improntas dinámicas y provocativas. Su contribución al arte no se limita únicamente a la estética visual, sino que se extiende hacia la reflexión sobre la condición humana, la lucha política y la representación artística como medio de expresión comprometida. Así, la obra de Siqueiros se erige como un testimonio poderoso de su tiempo; en «Muertes y funerales de Caín», por ejemplo, captura la complejidad de su entorno político y social con una maestría artística que va más allá de la aparente trivialidad de una gallina muerta.

David Alfaro Siqueiros (Santa Rosalía de Camargo, Chihuahua, 29 de diciembre de 1896 – Cuernavaca, 6 de enero de 1974), es uno de los pilares fundacionales junto con Diego Rivera y José Clemente Orozco de la escuela de pintura mural postrevolucionaria en México. El pintor emergió entre todos sus coetáneos como una figura central e importantísima en la narrativa artística mexicana y mundial.

Deja un comentario