18 de junio de 2024

CINCO MALAS ACCIONES de Car Frear / Traductora: Cristina Martín Sanz / Editorial: AdN / Género: Thriller / 494 páginas /ISBN: 9788410138285 / 2024

En «Cinco malas acciones», la escritora Caz Frear nos trae una obra que oscila entre el thriller psicológico y el drama puramente doméstico. Con una narrativa cuasi perfecta, Frear explora la compleja realidad de las relaciones humanas y la fragilidad de las apariencias sociales, en el microcosmos de una comunidad privilegiada. La protagonista, Ellen Walsh, parece tenerlo todo: una familia perfecta, una casa de ensueño en un lugar idílico y un círculo social aparentemente sólido. Sin embargo, en la novela pronto se revelan profundas grietas en esta fachada, donde los secretos, las traiciones y las venganzas son los ingredientes más abundantes en la trama. La verdadera historia comienza cuando Ellen recibe una nota amenazante que insinúa que sus acciones tienen consecuencias, dejando entrever que se trata de un ajuste de cuentas por algo del pasado. Frear elabora su narrativa de una manera no lineal, alternando entre el presente y el pasado de Ellen. Con ello no solo añade profundidad a la caracterización de la novela, sino que también incrementa el suspense y la tensión narrativa. Ellen es un personaje complejo y multifacético. Frear nos la presenta como una madre dedicada y una esposa fiel, pero también como alguien que, a pesar de sus buenas intenciones, parece provocar desdén en quienes la rodean. La autora consigue que el lector simpatice con Ellen, incluso cuando las revelaciones de los demás personajes sugieren una persona menos inmaculada de lo que ella misma da a entender. La interacción con su hija adolescente Orla, su hermana Kristy y su amiga Nush, entre otros, sirve para revelar las múltiples capas de su personalidad y las contradicciones inherentes a su carácter. El misterio central de la novela (la identidad del autor de las amenazas y la verdadera naturaleza de las «cinco malas acciones» de Ellen) se desarrolla con una precisión quirúrgica. Cada capítulo aporta nuevas pistas y a la vez desvía la atención del propio lector, manteniendo de esta manera el interés dramático hasta la última página. Frear muestra una notable habilidad para dosificar la información, dotando de un ritmo suficientemente adictivo para atrapar y retener la atención del lector. Para mí, uno de los puntos más fuertes de «Cinco malas acciones» es, si duda, la ambientación. Meadowhouse, con su aire bucólico y sus continuas renovaciones, se convierte en un personaje por derecho propio, simbolizando tanto el sueño como la prisión de Ellen. Este contraste entre el idilio aparente y la disfunción subyacente es un motivo recurrente que Frear maneja con bastante soltura. Por el contrario, creo que la complejidad de la trama y la multiplicidad de voces pueden resultar a veces abrumadoras en algunos momentos de la historia, especialmente en los capítulos iniciales donde el lector puede sentirse desorientado ante el flujo de información y las constantes transiciones temporales. A pesar de esto, el oficio de Frear en la construcción de personajes y en la creación de atmósferas compensa con creces cualquier “pero” de la novela.
«Cinco malas acciones» es, sin ninguna duda, una obra absorbente y perturbadora que, tras desafiar las expectativas del lector, no defrauda. Caz Frear ha creado un thriller psicológico que no solo entretiene, sino que también ofrece una profunda reflexión sobre la naturaleza humana y las sombras que se esconden detrás de las vidas aparentemente perfectas.

Deja un comentario