18 de junio de 2024

TÉ PARA LOS FANTASMAS de Chris Vuklisevic / Editorial: AdN / / Género: Narrativa / 415 páginas / ISBN: 9788410138162 / 2024

En «Té para los fantasmas» se mezcla el realismo mágico con el drama familiar, en un viaje a través de las heridas del pasado y las complejidades del vínculo entre dos hermanas. La novela, publicada por AdN, es la segunda novela de Chris Vuklisevic tras «Derniers jours d’un monde oublié», pero la primera traducida al castellano. La trama gira en torno a Agonie y Félicité, dos hermanas separadas por el rencor y el silencio durante unos treinta años, que se ven forzadas a reunirse tras la muerte de su madre, Carmine. La búsqueda del fantasma de su madre para revivir sus últimas palabras es el pretexto que las empuja a explorar no solo los lugares que marcaron la vida de Carmine, desde las calles de Niza hasta el desierto de Almería, sino también las profundidades de sus propias emociones y recuerdos compartidos. Vuklisevic construye una atmósfera rica en detalles y matices, donde lo sobrenatural se entrelaza con lo cotidiano de una manera fluida y natural. La autora demuestra un notable dominio de la narrativa, logrando mantener durante toda la obra un ritmo siempre constante y atractivo para el lector. Al final de prácticamente todos los capítulos quedan preguntas abiertas, recurso que utiliza de una manera muy inteligente, haciendo que la lectura se convierta en algo compulsivo. Agonie y Félicité están delineados con una profundidad psicológica que les dota de una credibilidad más que efectiva: Agonie, es una bruja, y Félicité una pasadora de fantasmas, los dos son unos personajes cuyo desarrollo moral se convierte en el eje de la narrativa. El contraste entre sus personalidades, reflejado incluso en sus nombres, y la evolución de su relación a lo largo de la novela, ofrece una exploración rica y emotiva del perdón y la redención. Vuklisevic evita caer en clichés, presentando una madre, Carmine, cuya fragilidad y parcialidad marcan de manera indeleble la vida de sus hijas. «Té para los fantasmas» mantiene el equilibrio entre lo imaginativo y lo emotivo. La autora logra crear un mundo donde los fantasmas y los conjuros son parte natural de la vida, sin que esto reste verosimilitud a la experiencia humana de sus personajes. Es una novela que invita a la reflexión sobre la memoria y la identidad, sobre cómo los recuerdos pueden ser tan fragmentados y contradictorios como las personas que los guardan. El estilo de Vuklisevic es notablemente evocador y lírico, con una prosa que, sin ser excesivamente ornamental, consigue capturar la esencia de los paisajes y las emociones de sus personajes. La ambientación juega un papel crucial, ya que cada escenario, desde el colorido Niza hasta los desolados pueblos de Provenza, es descrito con tal precisión que se convierte en un personaje más a tener en cuenta dentro de la historia.
«Té para los fantasmas» es una obra que destaca por su originalidad y profundidad. Es una lectura ideal para la primavera y el verano, una de esas historias que atrapan al lector en un bucle de adicción.

Deja un comentario