18 de mayo de 2024

Que nada. Que lo de todos los años. Que si pescado o carne. Que si jamón o lomo. ¿Ribera del Duero o Rioja? ¿La 1 o Canal Sur? La piña no falta, nunca. No hay nochevieja sin turrón, eso ya se sabe, pero el turrón ¿duro o blando? En mi casa lo del vanguardismo en el turrón nasti de nasti, los sabores a donuts o chupachús me parecen un despropósito… y no digo yo que no estén buenos, pero en mi casa nasti de nasti. ¿Y la sidra? Sí, sí, sidra antes que champán: la buena sidra es mucho más barata que el Moet Chandon y también tiene burbujas. Nada ha cambiado con respecto al año anterior. Pasar de un año a otro se ha convertido en una ceremonia sin pasión, es un despropósito desacelerado. El almanaque volverá a tener doce meses, con sus días y sus intenciones. Las estaciones del año volverán a difuminarse, cada vez es más difícil ponerle coto al verano o enaguas al invierno. Y yo cada vez con más canas, más barriga, y con menos paciencia.
Me volveré a tomar las uvas sabiendo que la peor de las cábalas para atraer la mala suerte es pensar que nada puede cambiar, aunque las guerras del 2023 seguirán teniendo sus portadas en el 2024. Algo habrá que hacer, ¿no? Creer es poder, que dicen por ahí. Venga va, empiezo yo. Por ejemplo, yo quiero creer que todos nuestros políticos abrazarán la cordura y dejarán de pisotear la honradez cada vez que necesiten un voto, también quiero creer que la conciencia global hará que todos luchemos para revertir el cambio climático, y entonces la naturaleza volverá a ser verde y limpia otra vez, y lloverán cañones de agua allá donde la sequía es una inquilina más.
Cagoen…
De lo único que tengo certeza es de que los reyes no son magos, al menos los de aquí, los de la Tierra. No es justo lo de la sangre, ni tampoco lo de lo divino. Será que el azar es muy caprichoso para los que no tienen suerte. Para ser feliz en esta vida no debería ser necesario poseer el carnet de occidental, rico, listo o afortunado, pero por desgracia no faltará el iluminado que me diga lo contrario: ¡tú eres africano, moro, pobre, tonto o desgraciado, te jodes!
Que nada. Que lo de todos los años. Qué se le va a hacer… Feliz año nuevo.

Deja un comentario