14 de junio de 2024

Beatriz González. Decoración de interiores. 1981. Serigrafía sobre tela. 240 x 1200 cm. Colección Beatriz González. © Beatriz González 2018

A pesar de que los resplandecientes matices, las formas simplificadas y las alusiones a la cultura popular que distinguen la obra de Beatriz González han propiciado su asociación frecuente con el arte pop estadounidense y británico, ella sitúa su creación en el trasfondo de su natal Colombia, donde los tonos del paisaje rural y la arquitectura citadina le sirven de fuente inspiradora. González se sumerge en la historia del arte occidental y en las imágenes mediáticas para tejer comentarios sobre el panorama político de su país. Las imponentes cortinas ondeantes de su obra «Decoración de interiores» reiteran insistentemente una instantánea del entonces presidente Julio César Turbay Ayala entonando cánticos junto a convidados en un festín.
La imagen, en su aparente alegría, destaca el pronunciado contraste entre las representaciones elogiosas del presidente en los medios y la realidad de una gestión marcada por escándalos de corrupción, violencia y violaciones de los derechos humanos. El asedio al Palacio de Justicia en 1985 perpetrado por el grupo guerrillero M-19 marcó un punto de inflexión para la artista. En ese momento, abandonó el tono humorístico e irónico, dirigiendo su enfoque hacia las víctimas y adoptando una perspectiva más sombría y crítica respecto al narcotráfico, las milicias y las fuerzas gubernamentales.

En el año 1932, Beatriz González vio la luz por primera vez en Bucaramanga, Santander, Colombia. En la actualidad, reside en Bogotá, Distrito Capital, Colombia.

Deja un comentario