27 de febrero de 2024

En el valle de los milagros, 1998, acrílico sobre lienzo, 178 x 116 cm, colección de la Fundación Guillermo Trujillo, Ciudad de Panamá, Panamá

En «En el valle de los milagros», las figuras alargadas cobran vida, emergiendo de la tierra en una armoniosa danza con la naturaleza circundante. La obra refleja la profunda inmersión del artista en los mitos ancestrales de Panamá, donde la fusión entre las figuras humanas y el entorno natural provoca una sensación de conexión espiritual, como si los personajes estuvieran arraigados en la tierra y, al mismo tiempo, transcendiendo hacia un reino mucho más allá de lo terrenal. Este trabajo no solo es visualmente impresionante, sino que también invita al espectador a reflexionar sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, así como sobre la riqueza cultural e histórica de Panamá.


Originario de una pintoresca aldea en el oeste de Panamá, Guillermo Trujillo fue criado entre extensas sabanas, manglares y ríos. Después de completar sus estudios de arquitectura en la Universidad de Panamá, en la Ciudad de Panamá, Trujillo obtuvo una prestigiosa beca de pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, lo que lo llevó a expandir y completar su formación en cerámica y paisajismo en España durante la década de 1950. Al regresar a Panamá, Trujillo trabajó como profesor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Panamá desde 1959 hasta 1988, sin dejar nunca de pintar. En sus comienzos, vinculado al movimiento de la nueva figuración, Trujillo exploró una amplia gama de temas, que abarcaron desde sátiras sociales y paisajes hasta semiabstracciones. Su estilo, arraigado en las culturas indígenas de Panamá, refleja una profunda conexión con la identidad y la herencia cultural de su tierra natal. Vivir en armonía con la naturaleza fue un motivo constante en las composiciones de Trujillo. Sus obras, llenas de color, retratan figuras estilizadas entre árboles y exuberante vegetación tropical, transmitiendo una sensación de integración total.

Deja un comentario