24 de junio de 2024

EL INFINITO PLACER DE LAS MATEMÁTICAS de Alessandro Maccarrone / Ilustrador: Luis Paadín / Editorial: Blackie Books / Género: Ensayo / 470 páginas / ISBN: 9788419654311 / 2024

Alessandro Maccarrone, físico teórico y prolífico divulgador científico, nos hace de Cicerón en el intrigante universo de las matemáticas con un libro que, además de ser didáctico, es inmensamente (por no decir infinitamente) divertido. «El infinito placer de las matemáticas”, publicado por Blackie Books e ilustrado por Luis Paadín, desafía el mito de la dificultad inherente a esta disciplina científica y se erige como un faro en medio de la inmensidad para todos aquellos que deseen explorar los cimientos básicos y maravillosos del lenguaje científico. A tener en cuenta que el argumentario de este volumen se sustenta con la colaboración estelar de destacadas figuras históricas como Goldbach, Leavitt, Fibonacci, Arquímedes, Newton, Hipatia, Pitágoras o Fermat, quienes sirven como guías en este viaje hacia el entendimiento matemático… ahí nada.
Maccarrone, a través de su obra, y de sus 17 conceptos fundamentales, demuestra que las matemáticas, lejos de ser un terreno árido e incomprensible, pueden resultar accesibles y, sorprendentemente, entretenidas. En su biografía, el autor nos revela que su pasión por las matemáticas vino en gran parte gracias a su tío «zio» Illio, y que esta conexión personal hizo que escogiera la senda de la enseñanza y la divulgación antes que la de cualquier otra, probablemente mucho más lucrativa a nivel profesional o económica. Se nota en el libro ese cariño por las matemáticas y, sobre todo, ese compromiso por hacerlas accesibles a todo el mundo. Su enfoque didáctico, respaldado por su experiencia como profesor de secundaria, hace que la lectura y la comprensión de lo que se está leyendo se convierta en un acto lúdico. He de decir que yo no tenía muchas esperanzas puestas en este libro, la sola palabra de “matemáticas” siempre me ha producido urticaria, pero el armarme de valor y tirarme al ruedo ha supuesto, en este caso, un acierto total.
Las ilustraciones del libro también merece una mención especial. El dibujante Luis Paadín ha hecho un trabajo encomiable, además de complementar y enriquecer la obra con unos gráficos, esquemas y dibujos acordes con la temática, ha conseguido darle colorido, y un toque amable y simpático a todo el contenido. Se podría decir que las ilustraciones no solo acompañan, sino que también amplifican la poesía de los números.
«El infinito placer de las matemáticas» destaca por su capacidad para transformar la percepción que muchos teníamos de esta disciplina, una percepción más convencional que otra cosa. Maccarrone logra despojar a las matemáticas de su imagen áspera e incomprensible para revelar su auténtica belleza: en sus páginas, las ecuaciones se convierten en versos, y los números, en protagonistas de una danza cósmica.

Deja un comentario