14 de junio de 2024

LA GLÁNDULA DE ÍCARO. EL LIBRO DE LA METAMORFOSIS de Anna Starobinets / Traducción: Fernando Otero Macías / Prólogo: Laura Fernández / Editorial: Impedimenta / Género: Narrativa / 256 páginas / ISBN: 9788419581020 / 2023

Una operación quirúrgica que extirpa el impulso sexual masculino, un tren que nos devuelve a cualquier punto del pasado, un invento genético que acerca la vida eterna… En esta mítica colección de relatos, Anna Starobinets retrata sin piedad una humanidad que se tambalea. Ciencia y religión, razón y pasiones, instinto y civilización: no hay pieza del puzle humano que escape a su mirada, a la vez devastadora y comprensiva. La glándula de Ícaro es una distopía que roza peligrosamente lo real, donde la ciencia es solo una excusa para abrir en canal a sus protagonistas y revelar sus engranajes. La obra de Starobinets es puro «horror lírico». Esta colección de relatos está repleta de pesadillas que amenazan no solo con cumplirse, sino con ser realidad en el momento en que se leen.

«La glándula de Ícaro. El libro de las metamorfosis” es una colección de relatos que nos sumerge en paisajes reales y mentales alterados, continuando quizá con la línea temática de su primera obra «Una edad difícil«. El cambio y la transformación son los temas principales explorados en estas historias, presentando los horrores que conllevan, pero también la liberación que pueden proporcionar.
Para mí la prosa de Starobinets se destaca como lo mejor de este libro. Su estilo es cautivador y su manejo del lenguaje crea una atmósfera inquietante que envuelve al lector desde las primeras líneas. Con una habilidad maestra, la autora teje un tapiz narrativo que invita a explorar los límites de la realidad, llevándonos a mundos sutílmente transformados o revelando submundos extraños ocultos bajo una apariencia de lo más cotidiano.
Sin embargo, a pesar de la calidad de esa escritura, las historias en sí no están a la altura. Personalmente, no logré conectar plenamente con ellas. Aunque la temática es interesante, los relatos y los personajes no lograron cautivarme del todo. Las historias presentan una mezcla de terror físico y psicológico, rozando lo grotesco en algunos momentos. Si bien el cuento que da título al libro destaca como el mejor de todos, el resto de las historias no alcanzaron el mismo impacto… al menos en mi caso. Aunque esta opinión es totalmente subjetiva y otros lectores pueden encontrar en estas historias el impacto que yo no logré experimentar, es necesario reconocer que, (sobre todo en comparación con el libro de relatos anterior de la autora), «La glándula de Ícaro. El libro de las metamorfosis» no logró cautivarme especialmente.


Lolino Jover Notreadyet

Starobinets despliega su talento para crear historias cautivadoras, en las que el lector se encuentra constantemente sorprendido y maravillado por la imaginación desbordante de la autora. Cada relato es un universo propio, un mundo sutilmente alterado que nos lleva más allá de los límites de lo conocido. La originalidad de las tramas es uno de los puntos fuertes del libro. Starobinets evita los clichés y las convenciones narrativas, sumergiéndonos en situaciones y escenarios inesperados. La calidad de la escritura de Starobinets brilla en cada página. Su prosa es elegante, evocadora y llena de matices. Con un dominio magistral del lenguaje, la autora crea atmósferas inquietantes y nos sumerge en la psicología de personajes complejos y fascinantes. Cada palabra está cuidadosamente elegida y cada frase está impregnada de significado, lo que realza la experiencia de lectura y nos sumerge en los mundos creados por la autora. «La glándula de Ícaro. El libro de las metamorfosis» es una obra de una originalidad deslumbrante y una calidad literaria excepcional. Anna Starobinets nos regala una colección de relatos que desafían las convenciones narrativas, sumergiéndonos en mundos inesperados y sorprendentes. Con una prosa elegante y evocadora, la autora demuestra su talento indiscutible. Si buscas lecturas únicas y cautivadoras, este libro es una elección imprescindible.

Deja un comentario