20 de abril de 2024

LA CANCIÓN DE LOS SOÑADORES. EL DESPERTAR DE OSHARAN II de Eva Amuedo / Editorial: OBSCURA / Género: Narrativa Fantasía Épica / 496 páginas / ISBN: 9788412666243 / 2023

«Tras el terrible ataque a la fortaleza dárica de Fraem-Lab perpetrado por el demonio Trivaz, Alhanna y los dáricos emprenden su camino hacia Alviat para que Kishur ocupe el trono. Solo así evitarán que la corona caiga en manos de su padre.
Mientras la inestabilidad en Marial-Pat está a punto de costar a los humanos la guerra que tan largo tiempo les ha enfrentado a los kalastys, y Quiazz comienza a comprender el papel que habrá de desempeñar en el juego de sombras que es el futuro de Muriath, los hermanos Hal se unen a los dáricos en su viaje, empujados por la certeza de que el destino de Shudei está irremediablemente unido al de Alhanna. Para lo que ninguno de ellos está preparado es el gran peligro que deberán enfrentar camino a casa ahora que la guerra se gesta en el Norte y los antiguos dioses de Muriath al fin despiertan de su letargo».


Ha pasado muy poco tiempo desde que leí la primera parte de la saga de «El despertar de Osharan» y aún tenía fresco el recuerdo de la aventura que llevó a Alhanna desde Asthaluss a Muriath para convivir con Kishur y su grupo de dáricos. Si no has leído la primera parte de esta saga, «El dárico gris», será mejor que no sigas leyendo, no tendría mucho sentido. Si, por el contrario, ya caminaste junto a estos personajes, decirte que la historia va in crescendo y es muy recomendable que sigas caminando junto a ellos.
Si bien el comienzo de la saga era un tanto introductoria del nuevo mundo al que como lectores nos enfrenta Eva Amuedo, en esta secuela seguimos ahondando en él de una manera más profunda, pero dando más protagonismo a la intrahistoria de sus protagonistas, los conocidos y los que están por conocer. Recuperamos viejas historias de los hermanos Riaku y Shudei, del pasado de Quiazz, así como del propio Trivaz, que ya vimos haciendo de las suyas en Fraem-Lab. Pero no solo eso, sino que conoceremos un poco más a Kishur y aquellos que, durante más de diez ágaras, llevan viajando con él en busca de algo que creen, al menos él, haber encontrado en Alhanna.
A destacar una vez más el proceso de trabajo de la autora con un magnífico y elaborado worldbuilding, complejo y detallado que se va expandiendo poco a poco más allá de la Jistar o, al menos, anticipa que acabará siendo así, pero no solo eso, sino que nos lleva a nuevas ciudades y lugares que no aparecieron en el primer libro y que, sin embargo, cobran especial relevancia en el transcurso de esta historia.
Los personajes, por otra parte, comienzan también a perfilarse con mayor complejidad y precisión, se aventuran historias detrás de sus historias, traumas, sueños y temores. Los negros y blancos que otorgan ambigüedad aquí se van difuminando, emborronándose, dotándoles de un carácter complicado y no siempre sencillo de ubicar a un lado de esa delicada barrera que separa el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto. Y eso es algo que veremos fluctuar con frecuencia, porque, como se dice en una ocasión en este libro (y cito un poco de memoria), a veces hay que hacer un gran mal para obrar un bien. Y eso, quizá, está muy presente en las acciones de algunos personajes.
La aparición, además, de nuevos seres y jerarquías, expanden también ese mapa de Muriath hacia dimensiones que aún no se muestran pero se vislumbran en el horizonte. No todo es tan sencillo y, como también se sugiere en la historia en una conversación entre dos de sus protagonistas, siempre hay alguien más poderoso. Hay que destacar que en esta nueva entrega hay mayores dosis de terror y sangre, algunas escenas son realmente espeluznantes y es que el dominio de Eva Amuedo en el uso de la palabra escrita logra que vivamos intensamente esos momentos, igual que algunos pasajes bélicos y otros más sosegados.
«La canción de los soñadores» es una lectura que requiere atención, pues son muchos los detalles y uno se puede despistar rápidamente y perder el hilo de alguna de sus numerosas tramas o personajes. Todo ello, además, está entrelazado e intercalado para dotar de mayor dinamismo y amplitud de miras sobre este mundo y las historias que se desarrollan en él.
Otro apunte a destacar es el uso de la voz en primera persona de un enigmático personaje que parece saber y controlar más de lo que creemos, la de demonios que ignorábamos y la materialización de aquellas leyendas dentro del universo de «El despertar de Osharan» con las que Eva Amuedo nos va regalando los oídos (o más bien la vista) a medida que avanzamos, pinceladas de una mitología propia y también muy elaborada.
En definitiva, «La canción de los soñadores» eleva un poco más la tensión narrativa y nos deja, una vez más también, a las puertas de una nueva entrega más oscura y tenebrosa que las anteriores. Una autora y una saga muy recomendables. Sin lugar a dudas.

Deja un comentario