14 de junio de 2024

Cuentan que en un lugar de la conciencia global, allá donde ciertos estamentos se disfrazan de estupidez, trabajan (o existen) dos cuñados cuñadísimos, encargados de darle forma a las proclamas que se utilizan en las manifestaciones, en las campañas sociales, en los eventos importantes o en situaciones de relevancia histórica.
¡Sentiros privilegiados!, vamos a asistir a una sesión de trabajo de estos cuñados cuñadísimos. Al parecer, hoy la cosa va de cambio climático:

—Ya tengo las diez proclamas listas.
—Venga, dispara, que te escucho.
—»¡EL CLIMA CAMBIA, CAMBIEMOS NOSOTROS! «HOY POR EL PLANETA, MAÑANA POR NUESTROS HIJOS.” «EL FUTURO ES SOSTENIBLE O NO SERÁ.” «NO HAY PLANETA B, ACTÚA POR EL A.” «UN MUNDO MÁS VERDE ES UN MUNDO MÁS VIVO.” «MENOS CARBONO, MÁS AIRE FRESCO.” «CAMBIA TUS HÁBITOS, NO EL CLIMA.” «EL CALENTAMIENTO GLOBAL ES REAL, ACTÚA AHORA.” «¡REFORESTA, REDUCE, REUTILIZA, RECICLA!” «POR UN PLANETA RESILIENTE, TODOS SOMOS RESPONSABLES.”
—(…)
—(…)
—(…)
—¿Y?
—Uy.
—¿Uy?
—No me dicen nada.
—¿No?
—Que va.
—Vaya…
—Yo también tengo mis diez proclamas listas.
—¿Ya?
—Ya.
—¡Dispara!
—»¡CAMBIO CLIMÁTICO, EL NUEVO CUENTO DE HADAS!” «CALENTAMIENTO GLOBAL: ¡EL TRUCO MÁS GRANDE DEL SIGLO!” «NO EXISTE EL CALENTAMIENTO GLOBAL, ¡ES SOLO MAGIA AMBIENTAL!” «EL CO2 ES COMO UN ABRAZO PARA LA TIERRA, ¡ABRACÉMOSLA MÁS FUERTE!” «¿CALOR? SOLO EL SOL HACIENDO SU TRABAJO, NADA DE CALENTAMIENTO GLOBAL.” «CAMBIO CLIMÁTICO: ¡FICCIÓN CIENTÍFICA PARA LAS MASAS!” «EL CLIMA SIEMPRE FUE COMO UN ADOLESCENTE, ¡SIEMPRE CAMBIANDO DE HUMOR!” «NO TE PREOCUPES, ESTAMOS CONSIGUIENDO QUE LA TIERRA HAGA ZUMBA.” «EL HIELO SE DERRITE, ¡ES LA TIERRA HACIENDO SU PROPIA LIMPIEZA!” «¿GASES DE EFECTO INVERNADERO? ¡SON FUEGOS ARTIFICIALES CELESTIALES!”
—(…)
—(…)
—(…)
—¿Y?
—Uy.
—¿Uy?
—Muy sosete todo, muy de andar por casa.
—¿Tú crees?
—Sí… bueno no.
—¿Sí o no?
—No.
—¿Entonces?
—Piensa una cosa cuñado, si las grandes multinacionales y corporaciones están detrás de la invención del cambio climático para obtener beneficios económicos y mantener el statu quo, ¿qué nos queda a nosotros?
—Nos queda la verdad. Mira que eres tonto.
—¿Y si el cambio climático no es un engaño creado por científicos y gobiernos para obtener financiamiento y poder? Da que pensar, ¿eh?
—Ellos son los únicos que tienen la capacidad de controlar el clima a través de unas tecnologías secretísimas que hacen que llueva o no llueva, que suba o baje la polución de las ciudades, que los ríos tengan más o menos esturiones: todo eso así ¡chas chas chas!, según les convenga a ellos, por supuesto.
—Con fines políticos, claramente.
—Económicos más bien.
—Económicos y políticos.
—El cambio climático es un proceso totalmente natural.
—Y el hombre no contribuye significativamente a nada, como claman los desaforados.
—Bueno, hay una Nueva Era, eso hay que reconocerlo.
—Una Nueva Era donde el cambio climático es una parte pequeñísima de una transformación espiritual de la humanidad.
—Que profundo eso que dices cuñado.
—Una transformación espiritual donde la estratagema es principalmente redistribuir la riqueza global y controlar los recursos… espiritualmente, para que a su vez se reduzca la población mundial y se aumente el control sobre la población a través de regulaciones y restricciones.
—¿Estratagema está bien dicho en esa retahíla?
—Y yo me pregunto, ¿no sería mejor llevar las proclamas en persona, directamente? Podemos ir a Corrubedo en burro, ¿no?
—Qué jodío eres, mira que te gusta provocar.
—Si yo lo digo más que nada para evitar úlceras de última hora.
—Pues también tienes razón.

Deja un comentario