Entremés de «Política» de Aristóteles

«En efecto, la democracia surgió de que, al ser los hombres iguales en cualquier cosa, se creían absolutamente iguales (pues, porque todos son igualmente iguales); y la oligarquía de que, al ser desiguales en un solo aspecto, se consideraban absolutamente desiguales (pues, al ser desiguales en riqueza, se consideran absolutamente desiguales). De ahí que aquellos,…

Mitomanía

Dada la vorágine audiovisual en la que andamos sumergidos, agravada por la potencia y tiempo dedicado a las redes sociales, es incalculable el número de impactos visuales, de imágenes, que nuestro cerebro procesa al día. Cada cual vuelca más recursos en sus aficiones o temas de interés principales que pueden ir de la cultura al…

Sicilia sin muertos

No sabría si calificar esta novela como negra light, suspense descafeinado o, simplemente, ensayo-ficción. Lo que queda claro es que se trata de un espejo parcial de una realidad a la que estamos demasiado –a día de hoy– acostumbrados. En cualquier caso, denominarla de alguna de esas maneras no sirve de mucho. Hablaré como lector…

La crónica

Cinco millones y medio de personas sin trabajo…¡indignante! Me hubiese gustado comenzar la crónica de esta manera: “En Madrid se respiraba el almizcle propio de la bohemia literatura. Libreros, editores, escritores, poetas, soñadores, felices amantes,…, todos acaramelados con el olor dulzón a libro nuevo y viejo. A la capital fui con la “esperanza”, acompañando a…

Política

Un libro como Política de David Runciman debería ser de obligada lectura en los institutos de educación secundaria de cualquier país que presumiera de «occidental», con todo lo que conlleva la palabra «occidental». La ausencia de la polémica o la claridad de sus disertaciones, es palpable en cada una de sus casi doscientas páginas, entretenidísimas…

“Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)

Cuando nos quejamos de que hay tanto cateto de segunda dirigiendo España, y de que gran parte de nuestra clase política adolece de “funcionaritis” crónica, solemos olvidar que en un sobrio y austero despachito de una ciudad españolísima y europeísima, “ísima” del todo, se sienta, que no preside, uno de los más relevantes y sobrios…