Noches en blanco y besos en el desayuno

Tenemos ante nosotros el diario de un dibujante de cómics que dejó de lado la comodidad y economía de un trabajo estable y bien remunerado en el ayuntamiento de su ciudad para dedicarse de pleno a su pasión: sus hijas. Porque aunque pueda parecer lo contrario, lo de dibujar es secundario en la toma deSigue leyendo «Noches en blanco y besos en el desayuno»