Entremés: «Paraíso inhabitado» de Ana María Matute

«Un día en que nos visitó la tía Eduarda, oí decir a mamá, preocupada: «Esta niña no habla… es un tormento conseguir que diga una sola palabra», y Eduarda —no le gustaba que la llamáramos tía, sólo Eduarda— le contestó: «Mejor para ella». Me miró por primera vez, con sus grandes ojos azules, parecidos oSigue leyendo “Entremés: «Paraíso inhabitado» de Ana María Matute”