Dos años, ocho meses y veintiocho noches

Hay muchos autores –muchísimos más bien– que tengo pospuestos en el cajón de los deseos. Uno de ellos era Salman Rushdie y, aunque quizá debí haber empezado por su archifamoso Versos satánicos, lo hice por el que más me llamó la atención de aquellos que había disponibles en la estantería de la librería donde meSigue leyendo “Dos años, ocho meses y veintiocho noches”