Me llamo Lucy Barton

«En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempoSigue leyendo “Me llamo Lucy Barton”

El bar de las grandes esperanzas

Entrar al Dickens de la mano de J. R. Moehringer es un hito que bien merece la pena. Incluso cuando el Dickens deja de llamarse así y se convierte en el Publicans. Nada cambia excepto la vida. El bar de las grandes esperanzas es uno de esos libros que no terminaban de llamarme la atenciónSigue leyendo “El bar de las grandes esperanzas”

Matar a un ruiseñor

Llevaba tiempo queriendo leer el único libro de Harper Lee, el mismo que le valió un Premio Pulitzer y la venta de más de cuarenta millones de ejemplares en todo el mundo, cuando salió a la venta una nueva edición de Matar a un ruiseñor y, a la par, el que se anunciaba como elSigue leyendo “Matar a un ruiseñor”

La luz que no puedes ver

No he leído muchos Pulitzer de literatura. Lo cierto es que he leído pocas de las obras, no solo ganadoras, sino finalistas de los Premios Pulitzer en cualesquiera de sus dotaciones. No me avergüenza decirlo. Otros, es bien seguro –imagino a estos sonriéndose orgullosos por haber realizado una hazaña que a mí se me haSigue leyendo “La luz que no puedes ver”