Esclavo

Pues no señores. No tengo teléfono móvil. Y si la memoria no me falla no lo tengo desde el diez de marzo del año pasado. Digo yo que será difícil para algunos creer que un señor entrado en los cuarenta, supuestamente (digo bien, supuestamente) cosmopolita y moderno, se prive ,motu proprio, de los tangibles deleitesSigue leyendo “Esclavo”