El jugador

Fródor Dovstoievski (Moscú, 1821 – San Petersburgo, 1881) eligió el juego como excusa para representar las miserias y bajezas de la aristocracia rusa, y defender con su pluma la idiosincrasia imperante en el país de su época. Dicen que el genio ruso se encerró durante solo/todo un mes para escribir esta maravillosa novela corta, peroSigue leyendo “El jugador”