La Diosa Blanca

“ (…) Desde que tenía quince años la poesía ha sido mi pasión dominante y nunca he emprendido intencionalmente tarea alguna ni establecido ninguna relación que pareciera inconsistente con los principios poéticos, lo que a veces me ha valido la reputación de excéntrico. La prosa me ha servido para ganarme la vida, pero la heSigue leyendo «La Diosa Blanca»