Llámame Brooklyn

No me ha cogido en el mejor momento para rematar la lectura de este libro en el que la muerte rezuma por casi todas las páginas como si de un obituario de tamañas dimensiones se tratara. Un obituario que es a la vez un drama venenoso y lento, que se consume como la ceniza deSigue leyendo “Llámame Brooklyn”