Ciento cuatro sábados de asueto en Nueva York

Lo que siempre me ha sorprendido de Nueva York ha sido su capacidad para la reinvención. Cuando vivía allí, los sábados era el día en el que visitaba un museo, una exposición en alguna galería de arte, o recalaba por los alrededores de Times Square, saltando de marquesina en marquesina en la Avenida de Broadway,Sigue leyendo “Ciento cuatro sábados de asueto en Nueva York”