La última moza de la vieja Europa

La Constitución Española nació siendo una señorita remilgada y de punto fino, muy recatada ella, ¡nació la última moza de la vieja Europa! Entiendo que en aquellos futuros tiempos de entonces a la señorita no le gustara que le plegaran como remate ningún dobladillo en sus adentros, por el qué dirán y sobre todo porSigue leyendo “La última moza de la vieja Europa”

El tiempo pasa pasa, y las cosas siguen igual igual…

Este domingo vino a comer a mi casa un amigo de toda la vida. El pobre hombre, y lo de pobre lo digo con lastimera admiración, estaba muy apenado. Su hijo, un mozalbete de veintitrés años, universitario e inteligente ( a ver, para los que estáis ahí siempre apuntillándome: universitario e inteligente no tiene porSigue leyendo “El tiempo pasa pasa, y las cosas siguen igual igual…”

“Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)

Cuando nos quejamos de que hay tanto cateto de segunda dirigiendo España, y de que gran parte de nuestra clase política adolece de “funcionaritis” crónica, solemos olvidar que en un sobrio y austero despachito de una ciudad españolísima y europeísima, “ísima” del todo, se sienta, que no preside, uno de los más relevantes y sobriosSigue leyendo ““Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)”