Nunca es demasiado tarde para ser un artista

Hace ya muchos años, cuando tenía aspiraciones de escritor frustrado que quedaron en un intento vano y que no acabó de cuajar, leí un libro de Julia Cameron. Lamento decir que, a pesar de lo inspirador de su discurso, el fuego que prendió mi mecha no fue suficiente para que despegara el cohete de laSigue leyendo “Nunca es demasiado tarde para ser un artista”

Noches en blanco y besos en el desayuno

Tenemos ante nosotros el diario de un dibujante de cómics que dejó de lado la comodidad y economía de un trabajo estable y bien remunerado en el ayuntamiento de su ciudad para dedicarse de pleno a su pasión: sus hijas. Porque aunque pueda parecer lo contrario, lo de dibujar es secundario en la toma deSigue leyendo “Noches en blanco y besos en el desayuno”