Cosas raras que se oyen en las librerías

Quise leer este libro porque me picó la curiosidad, pero también porque me recordó a esos años en que trabajaba en un macrovideoclub y bromeaba con uno de mis compañeros sobre publicar algunas de las anécdotas que surgían de las interminables horas que pasábamos entre aquellas paredes forradas de carátulas. En medio de la bromaSigue leyendo “Cosas raras que se oyen en las librerías”

Errores infalibles para (y por) el arte

Decubrí a Gaiman casi por casualidad. Nadie de mis círculos –desaprensivos ellos– me había hablado de él. Tampoco de su obra. Fue, como digo, casualidad que un día tropezase con El libro del cementerio. El libro, aunque parecía dedicado a un público amplio, tal vez con ciertas inclinaciones al Young Adult, me encantó. Me fascinóSigue leyendo “Errores infalibles para (y por) el arte”