Novedades Diciembre

EXPEDIENTE DE DESAPARICIÓN

Un muchacho de dieciséis años, Ofer, desaparece sin dejar rastro tras partir de su casa, en el barrio residencial de Holon, de camino al instituto. Lo que parecía un caso rutinario se convierte para el inspector Abraham Abraham en una investigación frustrante que va acaparando toda su vida. A medida que profundiza en el conocimiento de la vida del chico, más escondida parece la verdad de lo que le ocurrió. Sólo un hombre, un vecino y profesor del muchacho, Zeev Avni, tiene algo que decir, algo muy extraño que puede salvar la investigación, si no es demasiado tarde.

D.A. MISHANI

DESTINO, 2015

ISBN 9788423348886

EL PODER DE LAS IDEAS

Este libro celebra el poder del pensamiento para cambiar el mundo y concibe las ideas como engranajes que hacen avanzar la historia. Conceptos como el fundamentalismo, la globalización o la bioética definen nuestro futuro tanto como el marxismo, el existencialismo o la teoría de la evolución han influenciado el presente que vivimos. Estos y muchos otros conceptos forman el bagaje necesario para entender las ideas más influyentes del mundo actual, los debates contemporáneos y las teorías que subyacen a ellos.

A.C. GRAYLING

ARIEL, 2015

ISBN  9788434419223

EL BUENO DE OLIVER

Oliver Ryan es la personificación del éxito y el carisma. Vive en el mejor barrio residencial de Dublín, los libros infantiles que escribe no dejan de recibir premios, y su mujer, Alice, le ama y admira incondicionalmente. Toda su vida es una envidiable sucesión de privilegios y comodidades. Hasta que una noche después de cenar Oliver ataca a Alice y la golpea hasta dejarla en coma. Mientras quienes le rodean tratan de comprender este terrible acto de brutalidad, Oliver cuenta su historia.

LIZ NUGENT

SUMA DE LETRAS, 2015

ISBN 9788483657744

1177 A.C.: EL AÑO EN QUE LA CIVILIZACIÓN SE DERRUMBÓ

En el año 1177 antes de Cristo unos merodeadores de origen desconocido, los llamados “pueblos del mar”, llegaron a Egipto, tras causar destrucción y muerte por donde pasaban. Esto sucedía en el inicio de una época de colapso en que desaparecieron las grandes civilizaciones de la Edad del Bronce -egipcios, hititas, micénicos, troyanos, asirios…- en lo que Finkelnstein describe como “uno de los más misteriosos procesos de la historia de la humanidad”. ¿Cuál fue la causa de este cataclismo?

ERIC H. CLINE

CRÍTICA, 2015

ISBN 9788423349050

Arroz con «Costra»

Arroz con costra de ManoliEl arroz con costra es un plato de arroz típico de la Vega Baja, el Bajo Vinalopó, y la Marina Alta, todas ellas comarcas alicantinas. 

Ingredientes (6 a 8 personas):

  • Medio conejo partido a trozos
  • 2 muslos de pollo deshuesados y partidos a trozos.
  • 3 longanizas blancas y 3 rojas
  • Un trozo de butifarra (de la que no lleva mucha grasa)
  • Un trozo de blanco
  • 1 pimiento rojo
  • 1 ó 2 tomates maduros y rayados (a ser posible sin semillas y con el mínimo de agua)
  • 1 ñora
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • Huevos (de 12 a 15, según el tamaño de los mismos)
  • Arroz (un par de puñados, no muy grandes, por persona)
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

 En una cazuela de barro se calienta el aceite y se sofríen los ajos, la ñora y el pimiento (hecho a tiras). Cuando todo esté bien sofrito se reserva en un plato para más adelante.

Los embutidos, que previamente hemos cortado a trozos no muy grandes, se fríen en la misma cazuela de barro, procurando que, sin que se lleguen a quemar, se doren por todos los lados. Una vez dorados, lo reservamos en otro plato, para cuando toque echarlo de nuevo a la cazuela.

Lo siguiente que haremos será freír el conejo y los muslos, incorporando, cuando la carne esté bien dorada, el tomate rayado y un poco de sal. Dejamos pasar unos minutos (los que hagan falta) para que todo se haga bien.

El siguiente paso será echar el agua (la cantidad que verteremos en la cazuela será un poco menos a la que habitualmente se le echa para hacer el típico arroz de pollo y conejo, ya que el arroz, en esta receta, se tiene que quedar un poco entero, para que se termine de “cocer” en el horno), la ñora que habíamos reservado y los ajos (yo los saco antes de echar el arroz, para que no se deshagan).

Cuando el agua rompa, la dejamos hirviendo unos 15 o 20 minutos, más o menos, después incorporamos el arroz al guiso, y probamos de sal, por si nos toca añadirle un poquito más.

Mientras hemos estado con la cazuela, el horno lo hemos encendido para que alcance la temperatura que necesitamos para terminar de cocinar el arroz, unos 250º C, y también hemos batido enérgicamente los huevos (yema y clara) en un recipiente.

Ya por último, cuando al arroz le quede muy poquito para terminar de hacerse, se retira la cazuela del fuego y se coloca sobre el arroz la mitad del embutido y del pimiento que hemos sofrito al principio. Acto seguido se le vuelca encima el huevo, y repartimos el resto del embutido sobre el arroz con el huevo. Metemos la cazuela en la parte inferior del horno, asegurándonos de que éste está muy caliente. y esperamos a que suba el huevo y se dore (unos quince minutos), formándose una “costra” tostada y muy apetecible. Retiramos del horno, servimos, ¡y a comer!

Espero que os guste.

Manoli Fernández Gómez

DobLecturas: Cuernos

¿Qué pasaría si una mañana después de una borrachera horrible, te despertaras con unos incipientes cuernos en la cabeza? La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo…

CUERNOS de Joe Hill / Título original: HORNS / Traducción: Laura Vidal / Género: Novela ficción / Editorial: Suma de Letras / Fecha de publicación: 2010 / 464 páginas / ISBN: 9788483651902 


Horns estrenó su versión fílmica el pasado Halloween en USA. No tuvo malas críticas, pero tampoco excesivamente buenas. Sin embargo, no hablaremos de la película, sino de su germen literario. Para quien no lo sepa a estas alturas, Joe Hill (Joseph Hillstrom King) es hijo de Stephen King. Lejos de abrirle puertas, puede decirse que más bien se las cerró y tuvo que emplearse a fondo para encontrar la llave que las abriera desde el anonimato. Una vez dicho esto, Cuernos es una novela cuyo argumento destaca por su originalidad. Sí. Así es. No es una novela de terror, sino que se acerca más a la ficción fantástica, pero tiene aspectos heredados de su padre en el modo de tratar sus historias y es inevitable que el terror, en mayor o menor medida, esté –aunque no se centre en él– presente. Considero que Hill tiene una buena prosa. Además, bien aderezada por un lenguaje oscuro y morboso. La trama sobre la que se tejen los hilos de la historia de Ig Perrish es importante, sí, pero no más de lo necesario para posicionar unos excelentes y complejos personajes, subtramas psicológicas y reflexiones varias que ponen en duda la ética y la moral humanas. Una novela que ahonda en la podredumbre individual, en esa oscuridad personal propia de los secretos que cada cual guarda con celo, que reflexiona sobre el amor, las relaciones personales, la religión, la amistad, los pequeños grandes acontecimientos de nuestras vidas, la sensibilidad… y lo hace de una manera dinámica, ágil y amena, que nos seduce e intriga de principio a fin, enganchándonos hasta la última palabra. Puede que no sea una novela apta para todos los gustos. A mí, personalmente, me gustó bastante. Ahora toca ver si la película hace honor a la prosa de Joe Hill.

Maxi Sabela Tornés


El estilo, y más que el estilo, la escritura de Joe Hill, ha sido un Déjà vu a los primeros años de su padre, la del gran Stephen King, en una época, por otra parte, donde los editores se mojaban con las historias rocambolescas llenas de irónico terror (hoy también, claro, pero tienes que ser hijo de… o apellidarte «vengo con un precedente importante de ventas de otros libros míos en la mochila»). También me ha gustado el retrato del pueblo donde ocurren los hechos, y cómo enfatiza con frases contundentes los sentimientos de pérdida, así como los de odio. Lo que menos me ha gustado de Cuernos es que nunca, en ningún momento, Joe Hill consiguió que entendiera el trasfondo de la historia que me contaba. ¿Es la trama una historia de venganza?, ¿o quizá lo único que pretendía el autor era contar una ambigüedad acerca de la desolación de un pueblo alejado de la mano de Dios?, ¿o es que, a lo mejor, A LO MEJOR digo, lo único que intentaba el autor era parecerse, o emular, a papi? En muchos momentos de la narración el autor se aleja de lo que tiene «chicha» de verdad en la novela, perdiéndose en detalles que incluso agobian y aburren. De todos los personajes, el único que merece mi aprobación, cómo «ser sustancial»en la trama, es Lee… ni siquiera Ig consigue convencerme…
El libro en sí no está mal, pero si ahora mismo alguien me pidiera que le recomendara un libro de terror, os aseguro que éste no sería el primero de la lista… bueno, ni el treinta y uno tampoco.

Jesús Cuenca Torres