Sinatra, aproximación

FRank 8Hace mucho que llevo en mente escribir sobre Frank Sinatra. Aparentemente es fácil. Tengo tal nivel de información de todo tipo: grabada, escrita, gráfica, filmada, que lo hace casi imposible. Al menos en síntesis. Acercarse a una figura de esta magnitud cuando se le tiene mucho respeto y admiración impone. Hay que buscar un ángulo que te satisfaga. Tal vez quedarte con una parte y no abarcarlo todo. 

En fin, mejor no darle muchas más vueltas y decir simplemente lo que opino y compartirlo con vosotros.

Sinatra no tiene actualmente una buena imagen en lo personal. Para mucha gente, tal vez debido a su intensa vida y relaciones, no es precisamente un ejemplo moral. Son épocas distintas y el estereotipo que ha quedado de mujeriego, bebedor, amigo de gente sospechosa como políticos o gánsteres, no es ahora bien visto. Decidme en todo caso una figura actual que sea al mismo tiempo buen actor, sí, he dicho buen actor, famoso de primera plana continua por su relación con todo el star system y el mejor cantante y músico de su tiempo. No lo hay. De hecho, en su estilo, Sinatra es indiscutiblemente el mejor cantante que he escuchado. Dejó tal huella en la música durante tres décadas de éxitos ininterrumpidos que muchos muy buenos intérpretes son considerados «menores» cuando son auténticos fenómenos como Tony Bennett por ejemplo.

Me sorprende que su figura a día de hoy esté un tanto olvidada o al menos no reivindicada como merece. Otros como Elvis siguen en su condición de iconos, muy merecidamente por supuesto. Es cierto que siempre es más fácil hacer entrar a nuevas generaciones en el Rock’n’Roll que en el swing o el jazz. 

FrankSinatraSX5WNo voy a hacer un repaso a toda su legendaria carrera en la música, el cine y las camas. Desde los primeros ’40 hasta su progresiva retirada aunque nunca lo dejó del todo. Cincuenta años en la cumbre dan para muchísimos artículos. Sólo sus cuatro matrimonios y las respectivas anécdotas de cada relación o un vistazo a su lista de amigos, requiere varios tomos. Para no salir de la columna de hoy sin dejar algunas pinceladas o recomendaciones para interesados en acercarse  a él voy a dar el nombre de un libro biográfico de entre los muchos que hay: el de su hija Nancy «Frank Sinatra: an american legend».  Escoger un único disco es difícil pero por dar un consejo a quienes conozcan sólo los hits y, huyendo de las colecciones de “Lo mejor de…” propongo la escucha de su última grabación para Capitol Records: «Nice ‘n’ easy». Contiene enormes interpretaciones del clásico songbook americano en un momento de madurez espléndido de su voz. Por último la película: «El hombre del brazo de oro» dirigida por Otto Preminger abordando el tema de la adicción a la heroína ya en el año 1955 compartiendo pantalla con Kim Novak y Eleanor Parker. Podría nombrar la premiada “De aquí a la eternidad” de Zinnemann o la menos conocida “Suddenly” de Lewis Allen en la que tiene un desigual duelo con el gran, en todos los sentidos, Sterling Hayden… Pero había dicho que sólo una, ¿no?

Insisto en que no puedo condensar en esta columna el nivel de admiración que profeso a Sinatra, el hombre que encandiló a América, conquistó Hollywood, levantó Las Vegas y tiñó Manhattan del azul de sus ojos el día de su muerte.

José A. Valverde  

Novedades 2015: Semana 3 (Enero)

La venganza de la geografía - Robert D. KaplanLA VENGANZA DE LA GEOGRAFÍA

La geografía física no solo configura las grandes extensiones de territorio del planeta, o conecta las regiones, o establece las fronteras naturales entre ellas. El clima, los ríos, las cordilleras y la distribución de recursos naturales determinan, y decisivamente, el devenir de toda la historia humana y de todas las civilizaciones y culturas que la han protagonizado. Desde Mesopotamia hasta Estados Unidos, pasando por la Europa de Carlomagno, en todos los continentes y eras los grandes imperios im pusieron sus leyes, cultura y hegemonía económica gracias al control de grandes las unidades geográficas.

ROBERT D. KAPLAN / RBA, 2015 / 480 Páginas / ISBN 9788490564318

TU CUERPO: MANUAL DE INSTRUCCIONES

Nuestro cuerpo funciona como una máquina compleja y perfecta, si sabemos cuidarla. Este libro nos irá mostrando cada una de las piezas que la componen explicándonos cómo funcionan nuestros órganos, qué problemas o enfermedades pueden afectarlos y qué consejos debemos seguir para mantenerlos en perfectas condiciones. Unas tablas de ejercicios y cuatro dietas especializadas completan este «manual de instrucciones» para mantenernos sanos y en forma.

JUAN A. CORBALÁN / ESPASA, 2015 / 288 Páginas / ISBN 9788467043730

PALABRAS DE DOBLE FILO

El lenguaje respira y se mueve día a día, con el uso que sus hablantes hacen de él, con el rodaje. En este libro Alex Grijelmo disecciona con agudeza, ironía y muchísimo humor cómo se desenvuelve ese ser vivo y sensible que es nuestro idioma: su capacidad para expresar casi todos los matices; las cornadas que de vez en cuando recibe —con alguna que otra patada al diccionario ; o sus trucos para mentir contando la verdad.

ÁLEX GRIJELMO / ESPASA,  2015 / 256 Páginas / ISBN 9788467043747

QUE TODO SEA COMO NUNCA FUE

El best seller sorpresa de Alemania gracias al boca oído. Una novela locamente divertida sobre una familia normal que vive en un psiquiátrico.¿Es normal crecer entre cientos de locos? Para el protagonista de esta novela, el hijo del director de un hospital psiquiátrico de niños y adolescentes, sí. Joachim pasa su infanci a peleando con sus hermanos mientras intenta llamar la atención de su brillante y admirado padre. Su sensación de incomprensión únicamente se calma cuando oye las voces de sus vecinos dementes. Él sólo es feliz corriendo por los jardines del hospital a hombros de un paciente gigante. En esta novela autobiográfica, Joachim Meyerhoff nos habla de una familia común en un lugar extraordinario, y de sus esfuerzos por mantenerse unida frente al paso del tiempo. A través del humor y una ternura sin complacencia, Meyerhoff evoca todo un mundo, el de la infancia y su pérdida, la añoranza que persiste y sobre todo la memoria, la única que puede salvarnos y a la que debemos estas páginas locamente entretenidas, vívidas y curiosas.

JOACHIM MEYERHOFF / SEIX BARRAL, 2015 / 400 Páginas / ISBN 9788432224188

Cocido de garbanzos asturiano

El Olfato de Rubens, Pedro Pablo; Brueghel el Viejo, Jan (1617-1618)
El Olfato de Rubens, Pedro Pablo; Brueghel el Viejo, Jan (1617-1618)

Los guisos populares, además de contener como ingrediente principal el cariño de nuestras madres y abuelas, suelen ser elaboraciones muy sencillas y al “alcance” de cualquier cocinero, por muy cocinillas que éste sea…

Ingredientes (4 personas):

  • 250 gr. de garbanzos
  • 200 gr. de carne de ternera para guiso
  • Un hueso de rodilla de ternera y otro de caña
  • Una ala, un muslo y media pechuga de gallina
  • Un trozo de tocino de unos 50 gr
  • 100 gr. de chorizo asturiano
  • Perejil fresco, aceite de oliva y sal

Elaboración:

Los garbanzos, que deben haber estado un mínimo de doce horas en remojo, se lavan, y con agua nueva se cuecen en una olla con dos cucharadas de aceite, un poco de sal, la carne de ternera, los huesos, la gallina y el tocino. El fuego debe ponerse a media temperatura para que se cueza todo muy lentamente, espumándose todas las veces que sean necesarias.

Sabremos que el guiso estará en su punto cuando los garbanzos ya estén cocidos, pero antes de apartarlo del fuego debemos asegurarnos de que no está soso, añadiéndole un poquito más de sal si fuese necesario. Después de retirar de la hornilla la olla se cuela y se reservan por separado las legumbres, las carnes con el tocino, y el caldo. En una sartén ponemos los chorizos con un poco de caldo de la cocción, para que estos suelten parte de su jugo.

Por último, servimos los garbanzos acompañados de las carnes y de los chorizos, y decoramos el plato con una ramita de perejil.

 José Antonio Castro Cebrián

Correspondencia (1960-2009): Miguel Delibes – Gonzalo Sobejano

A la izquierda, Delibes con su mujer Angeles y Helga, la mujer de Gonzalo Sobejano. A la derecha los editores de "Diario de un cazador". Foto tomada en Colonia, (Alemania)1961 por el propio Sobejano.
A la izquierda, Delibes con su mujer Angeles y Helga, la mujer de Gonzalo Sobejano. A la derecha los editores de «Diario de un cazador». Foto tomada en Colonia, (Alemania)1961 por el propio Sobejano.

Que diga yo aquí que Miguel Delibes (Valladolid, 1920-2010) es uno de los escritores españoles más reconocidos dentro de la literatura universal, y de que sus obras han traspasado la historia con el pulso eterno que da la genialidad, sería una perogrullada. delibesPero decir que Gonzalo Sobejano (Murcia, 1928), altísimo poeta, sobresaliente crítico literario y devoto profesor de literatura española, fue uno de los amigos más próximos del escritor castellano (tan poco dado a los viajes, entrevistas y actos de sociedad) y que entre los dos letrados existió una continuada y fiel relación epistolar, quizá sea, para muchos amantes de la literatura y para otros tantos curiosos, un dato revelador y desconocido.

Miguel Delibes
Miguel Delibes

La Fundación Miguel Delibes y la Universidad de Valladolid han publicado un libro, prologado por Nora Glickman, recopilando parte de esa relación epistolar, ciento ochenta y ocho cartas concretamente, fechadas la primera de ellas en 1960 y la última en 2009, cartas que dan fe de la profunda relación creada entre ambos amigos desde la distancia por medio de la correspondencia. No son todas las cartas que cruzaron los dos literatos, son las que se hallaron después de una ardua búsqueda en diferentes archivos.

Cuando uno se adentra en la obra de un escritor, o de un artista, la curiosidad por entender, o por saber más del autor, surge de manera natural en el admirador o en el seguidor. Con Miguel Delibes, que tenía implícita la escritura en su condición de ser orgánico y espiritual, leer en unas cartas la cotidianidad, con sus emociones, sus decepciones, sus miedos, sus derrotas y sus victorias, es atentar en su intimidad con la suerte de los entrometidos. Como muestra os pondré la última, sucinta y honda carta que Miguel Delibes escribe en enero de 2009, poco antes de su muerte, para su también enfermo amigo: «Querido Gonzalo: No me gusta lo que me cuentas pero vives. Yo voy perdiendo cabeza y lo que conlleva. No me quejo. Queda poco tiempo pero lo aprovecho para abrazarte»; y la última carta de Sobejano a su admirado Miguel: «Mi admirado y querido Miguel: Somos huérfanos -me dijiste-; pero somos hermanos -te dije. Y tú lo sabías. Era tu fe única, y lo es para mí, gracias a todo lo que has escrito. Te abraza. Gonzalo».

El diálogo epistolar que se establece entre los dos amigos revelan sentimientos y vivencias íntimas, donde siempre predomina el cariño y la admiración mutua; a los dos les une una vocación y un enorme compromiso por la literatura. Las cartas además de mostrar el día a día del ejercicio del novelista como profesional y del crítico como lector, revelan dos vidas a través de anécdotas, experiencias, y pensamientos.

Gonzalo Sobejano
Gonzalo Sobejano

Hace unos años leí el epistolario de Delibes con el editor Josep Vergés, y a diferencia de éste, donde las misivas son meros (o complejos) documentos profesionales, en los que imperan los motivos monetarios, de ventas, derechos, etc., en este libro de la Fundación Miguel Delibes y la Universidad de Valladolid imperan las emociones, los sueños de un joven Delibes que se preocupa por el futuro económico de su numerosa familia y que acaba de conocer las mieles del éxito con su reciente premio Nadal de “La sombra del ciprés es alargada” pero que es aún totalmente inconsciente de lo que le tiene reservado el futuro: su ingreso en la RAE (1975), el Príncipe de Asturias (1982), el Nacional de Literatura (1991), el Cervantes (1993), el Nacional de Narrativa (1999)… la inmortalidad.

 José Antonio Castro Cebrián