Novedades Noviembre

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (23ª ED.)

El Diccionario de la RAE es la obra de referencia para más de 500 millones de hablantes de español en todo el mundo.La nueva edición del Diccionario, revisado en profundidad, alcanza las 93 000 entradas. Junto a la eliminación de términos muy locales u obsoletos, incorpora nuevos términos que se han generalizado en nuestra lengua.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

S.L.U. ESPASA LIBROS, 2014

ISBN 9788467041897

SOY LEYENDA

Para celebrar el sexagésimo aniversario de la primera edición de este clásico del terror, Minotauro publica una edición especial limitada y numerada. Incluye el guión cinematográfico que la productora Hammer encargó al propio Matheson y que finalmente no llegó a realizarse debido al rechazo de la censura. También incluye un prólogo de Matheson hablando sobre las diferentes adaptaciones cinematográficas de su obra. Éste es un perturbador relato sobre la soledad y el aislamiento y una reflexión sobre los binomios como normalidad y anormalidad, bien y mal, que se evidencian como una mera convención derivada del temor y el desconcierto ante lo diferente.

RICHARD MATHESON

MINOTAURO, 2014

ISBN 9788445002292

ECLIPSE

Una magistral fábula contemporánea sobre el pasado, la paternidad y el amor. El famoso actor Alexander Cleave ha regresado al hogar de su infancia para recuperarse de la crisis nerviosa que ha sufrido sobre las tablas, pero no imagina lo que le espera. Dos nuevos inquilinos se unen a una avalancha de recuerdos perturba dores para obligarle a afrontar el caos de su vida.

JOHN BANVILLE

ALFAGUARA, 2014

ISBN 9788420418322

NOTICIAS FELICES EN AVIONES DE PAPEL

Es un día cualquiera de un verano de finales de los años ochenta, y Bruno, con quince años recién cumplidos, sube a desgana los peldaños de una escalera; arriba, en el segundo piso, le espera la señora Pauli, una viejecita que aun lleva los labios pintados de carmín… Bien mirado, hoy no es un día cualquiera porque la señora Pauli ha tenido una gran idea: lanzar aviones de papel cargados de buenas noticias desde su balcón.

JUAN MARSÉ

LUMEN, 2014

ISBN 9788426401694

Pollo al Vinalopó

cocinillas
“Bodegón con figuras”. Anónimo, taller toscano (1625)

Inauguraré este humilde “librito de recetas” con uno de los platos preferidos de mi hija: “Pollo al Vinalopó”. 

Ingredientes para 3 ó 4 personas:

Un pollo,(a ser posible campero), dos cabezas de ajos blancos, 1 kg. de uva moscatel o del Vinalopó (uva preferiblemente muy dulce), un manojo de perejil, sal y aceite.

Preparación:

En un recipiente hondo se echan los dientes de ajo que previamente hemos sacado y pelado de las dos cabezas, el perejil (un gran manojo, grande y saludable), sal (tres buenos puñados) y aceite (tres cuartos de un vaso de agua). Todo esto se tritura con la batidora hasta hacer de ello una masa uniforme de color verde, pastosa y densa. El mejunje estará muy salado y sabrá mucho a ajo, no hay que preocuparse por eso,… significará que estamos haciendo las cosas bien.

El pollo (debe estar troceado, como para freírlo) lo ponemos en la bandeja que posteriormente meteremos en el horno (preferiblemente de cristal y con bastante fondo ) y lo embadurnaremos con la pasta que con anterioridad hemos triturado. Mezclaremos bien todo el pollo con esa crema, sin miedo.

En un bol aparte ponemos la uva lavada y desgranada de su ramaje y la pasamos por una licuadora (o bien por una batidora), filtrándola después con un colador para que no queden restos de pepitas o de hollejo.

El zumo de uva que hemos conseguido lo volcamos encima del pollo embadurnado.

Mientras que estamos haciendo todo esto, ponemos el horno a precalentar a unos 220 º durante unos quince minutos, o el tiempo que necesite para llegar a esa temperatura.

Una vez conseguido el horno su temperatura metemos la bandeja con el pollo dentro del mismo, y esperamos a que se cocine durante 40 minutos aproximadamente. Cuando lleve unos quince minutos, más o menos, debemos darle la vuelta a los trozos de carne para que se doren por todos los lados. No se debe añadir nunca agua al preparado, puesto que de haberse hecho todo correctamente debe ser suficiente el caldo que hemos conseguido con la uva.

NOTA: Cada cual conoce su horno, los tiempos de cocción y demás, el tiempo que pongo de duración del “horneo» es aproximado.

José Antonio Castro Cebrián

Huésped

Huésped - Roberto TeránDicen los que entienden de poesía que España (en particular) no está pasando por un buen momento poético, signifique lo que signifique. Dicen que la literatura ya no se viste de magia ni de versos creados para vivirlos, si no que las librerías están llenas de antologías añejas y ridículas colecciones de desapasionados poemarios.

Yo no soy ningún experto, estudié matemáticas en la Universidad, y me dedico a impartir clases de Física y Química en un instituto de Valencia, pero soy un avizor lector de poesía desde que cumplí los diez años, y tengo ganado (al menos lo pienso) el criterio suficiente para opinar con cierta coherencia sobre lo que es o no es bueno. Bueno para la poesía, quiero dejar claro eso, … para calibrar si una obra es literariamente buena están los críticos de carrera, pero sospecho que este poemario, Huésped, no solo es bueno, es muy bueno,… casi tanto como cuando pasen unos cuantos años.

Huésped es el bautismo literario de Roberto Terán, un gran poeta. No hace mucho, el escritor alicantino José Antonio Castro Cebrián, dijo en un artículo que “Cada poema, cada poesía, cada alma que un poeta regala a los demás, es un trozo de nuestra propia existencia. La creatividad y el amor por sentir, y el altruismo valiente de los poetas, de los de verdad, de los que esculpen cada una de las palabras desde lo más profundo de las cavernas de sus almas, es algo digno de percibir. Pegado. Al lado de ellos.” Yo refrendo sus palabras con este poemario, esta es una obra que acompaña al lector en cada una de las reflexiones del poeta.

Huésped, como nos aclara la editorial, es un recorrido por el mundo interno de Roberto Terán ( Sevilla, 1977), una irónica visión del mundanal existir a veces, y una reflexión constante y única del poeta siempre. Dividido en dos partes diferenciadas, emotivas ambas, el poemario se lee de un tirón la primera vez, pero es necesario de hacerlo más de dos o tres veces para encontrar cada uno de los suspiros y gritos ahogados que Terán intenta desgarrar de su alma. Bello poemario. Bello. Bello.

«QUÉ lejos queda el mundo si lo observas 

a través de una cicatriz

que hace las veces de proyector, filtro, difusor.

He dicho cicatriz,

no herida».

Jesús Cuenca Torres

HUÉSPED de Roberto Terán / Editorial: Serendipia / Género: Poesía / Páginas: 60 / ISBN: 9788493773632 / Año 2012

4

“Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)

la jung22

Cuando nos quejamos de que hay tanto cateto de segunda dirigiendo España, y de que gran parte de nuestra clase política adolece de “funcionaritis” crónica, solemos olvidar que en un sobrio y austero despachito de una ciudad españolísima y europeísima, “ísima” del todo, se sienta, que no preside, uno de los más relevantes y sobrios políticos de nuestro (para él) endiablo y maquiavélico país, el omnipotente y mesiánico “Personajillo”.

El susodicho no sólo disfruta del talante necesario para ser un nuevo Don Quijote sin armadura ni Sancho Panza, si no que posee una gracia especial en sus quehaceres y discursitos gubernamentales que le hace candidato valiosísimo para sacarnos él solito de esta crisis de valores, y meternos en otra mucho más divertida y locuaz. Tiempo al tiempo.

Es secuaz, oportunista, manipulador, soberbio, fanfarrón, apasionado, contumaz y cabezón, como tiene que ser todo mal dirigente y peor cabeza de partido.

Hablar de libertad como lo hace “Personajillo”, con la “libertad” de sentirse oprimido por una parte de su pueblo, los otros andaluces, vascos, gallegos, catalanes, valencianos, asturianos, canarios, murcianos… y españoles que no quieren oír hablar ni de nacionalismos ni de chuflas revolucionarias, por muy pacíficas que sean,  o profetizar que una Europa libre de fronteras será la suma de los pueblos representados y no de los estados, sólo lo puede hacer un “iluminado”, ese personaje pintoresco e histriónico, escogido por la Providencia para asumir la guía de un destino incierto, pero glorioso, cueste lo que cueste.

En realidad yo no creo que este político tenga tanto poder como él mismo quiere hacernos creer. Yo sólo veo a un visionario de tercera, un nadie en Europa con aspiraciones de populismo. Unos más, otros menos, pero la inmensa mayoría de los que pululamos por aquí nos alimentamos de nuestro propio ego, y entiéndase ego como algo intrínseco en el ser humano y totalmente necesario. El problema viene cuando existe un exceso de autoestima. Y “Personajillo” va sobrado de eso. En el marco histórico actual, un exceso así, bien asesorado, nos puede catapultar a todos al ostracismo más exquisito, a nuestra propia huida hacia atrás, a una exclusión voluntaria en el transcurrir de la historia. No recuerdo quien dijo que el individuo, como unidad, era incapaz de formar por sí mismo y en exclusiva un “juicio” válido que sirviera para todos los individuos.

Un “presidente” de todo un retal de electores que es capaz de asegurar que de lo único que tiene ganas es de convivir con el resto de los pueblos de España, que no son sus enemigos esos pueblos, y de que el Estado (traduzco: España) es intolerante, irrespetuoso y miope, es un presidente imprudente y falto de inteligencia, pero con la imprudencia en mayúsculas, puesto que aparta de sí el camino de la cordura y el respeto a todos los que él llama “el resto de los pueblos de España”. Además de ser incapaz de aislar la estupidez de su boca es deficitario en argumentos creíbles.

No hay nada más absurdo que darse cuenta de lo absurdo, que decía mi padre. Cuando alguien se dedica al noble arte de la política basándose única y exclusivamente en sus propias convicciones, el pensamiento lógico que mueve ese conjunto de preceptos y normas para el buen gobierno de sus administrados deja de ser algo coherente, puesto que no hay razón más poderosa que la que no se tiene, o no se conoce, o la que, siendo revelada, ni se escucha ni se valora.

Mirada al frente, oteando con descarada comicidad el horizonte, barbilla alta, aires de apátrida burlesco, y sueños de jefe de Estado. “Personajillo”, lejos de representar a una nación, se representa a sí mismo.

José Antonio Castro Cebrián