Novedades 2015: Semana 1 (Enero)

PARA ACABAR CON TODAS LAS GUERRAS

Para muchos de los que la impulsaron, como el presidente estadounidense Woodrow Wilson, la Primera Guerra Mundial era la guerra que tenía que acabar con todas las guerras, la confrontación armada que debía evitar que una carnicería semejante, con millones de muertos en todo el mundo, desproporcionada incluso un siglo después de su estallido, volviera a repetirse. Está claro que no fue así. Y solo unos pocos supieron verlo entonces. De todos ellos habla Adam Hochschild en este libro.

ADAM HOCHSCHILD / ATALAYA, 2015 / 624 Páginas / ISBN 9788499423784

NO TAN ELEMENTAL

Estimado lector. Observe a su alrededor. ¿Qué es lo que ve? Probablemente nada resaltable. Una imagen cotidiana, trivialidades, insignificancias. Una estampa costumbrista. Ahora póngase en la piel de Sherlock Holmes, el maestro de la deducción, el más hábil de los investigadores, un precursor de la semiótica, del método científico, de disciplinas como la criptografía, la medicina y la hipnosis.

DANIEL TUBAU / ARIEL, 2015 / 300 Páginas / ISBN  9788434419032

CONTRA LA FUERZA DEL VIENTO

Inglaterra, 1905. Han pasado unos años desde los acontecimientos narrados en Tu nombre después de la lluvia y la vida ha sido generosa con el equipo del periódico Dreaming Spires. Nada parece poder perturbar su tranquilidad, pero a finales de mayo los tres amigos reciben la visita de la bella y misteriosa señorita Stirling, que luce sus mejores galas y acude a la ciudad con una tentadora oferta para ellos.

VICTORIA ÁLVAREZ / LUMEN, 2015 / 528 Páginas / ISBN 9788426401526

LA HIPÓTESIS DEL MAL

No conoces el miedo hasta que no oyes a alguien tosiendo debajo de tu cama. Mila Vázquez sabe ver donde otros no suelen prestar atención. Por eso, dentro del cuerpo de policía, escogió como destino el Limbo: la oficina de personas desaparecidas. Todo empieza con un asesinato. Un hombre mata a toda la familia de un conocido empresario, excepto a su hijo menor: Roger Valin, quien desapareció una mañana sin dejar rastro y ahora, diecisiete años después, todo parece indicar que ha regresado convertido en un asesino en masa. Pero no es el único: él es el primero de una serie de antiguos desaparecidos que están volviendo para cometer crímenes atroces.

DONATO CARRISI / PLANETA, 2015 / 496 Páginas / ISBN 9788408135869

Crema de mango sobre sopa de chocolate blanco y nougatine de pistacho

Crema de mango

Ingredientes (6 personas):

Para la sopa de chocolate blanco:

135 gr. chocolate blanco

100 gr. nata líquida para cocinar

35 gr. leche

1 ramita de hierbabuena

Para la crema de mango:

1 o 2 mangos grandes maduros: 750 gramos de mango pelado y deshuesado

15 ml. azúcar (1 cucharada)

15 ml. brandy calentado y flambeado para eliminar alcohol

1 pizca de jengibre en polvo

50 ml. zumo de lima

180 ml. nata líquida para cocinar

Para el nougatine de pistacho:

100 gr. azúcar

100 gr. pistacho

1 cucharadita mantequilla

1/2 limón (jugo)

Primero preparamos la sopa de chocolate. En un cazo mezclamos la nata con la leche y lo ponemos al fuego con la ramita de hierbabuena. Cuando hierva, retiramos la hierbabuena y apartamos el cazo del fuego. Añadimos entonces el chocolate blanco troceado para que disuelva mejor y removemos hasta su total disolución. Una vez disuelto el chocolate, enfriamos la crema resultante con un baño maría frío, poniendo la crema en un bol sobre un recipiente con agua e hielo y sin dejar de remover hasta que enfríe del todo; de ese modo evitaremos que se formen grumos. Luego cubrimos con film transparente y reservamos en la nevera hasta su utilización.

La crema de mango se prepara en frío y es un proceso muy sencillo. Se pela el mango y se corta en trocitos muy pequeños. Se coloca en un bol con el azúcar, el brandy, el jengibre y el zumo de lima. Se deja reposar de 30 minutos a una hora y luego se tritura fino con la batidora. Se añade la nata y se mezcla bien. Se deja enfriar en la nevera hasta el momento de su utilización.

Para el nougatine, que viene siendo una especie de guirlache, se pelan los pistachos y se trituran tan fino como se pueda. Mientras, en una olla se pone al fuego el azúcar con el zumo de limón. Cuando el azúcar comience a derretirse, se mezcla con una cuchara de madera. Una vez totalmente derretida, se le añade la mantequilla al azúcar y se remueve sin parar. Luego se agregan los pistachos triturados hasta que se forme una pasta densa. Retiramos del fuego y vertemos la mezcla sobre papel vegetal. Para estirarla y hacer una pasta lo más fina posible, yo recomiendo poner otro papel vegetal sobre el nougatine y pasar el rodillo hasta conseguir la delgadez deseada. Se deja enfriar y luego se corta al gusto para decorar la crema.

Llegados a este paso y con todo preparado, se vierte en un vaso mediano una tercera parte de sopa de chocolate blanco y dos de crema de mango. Luego se le añade el trocito de nougatine de pistacho y ¡listo para tomar! Un postre fresco y delicioso.

Nota: esta receta es fantástica porque admite variaciones al gusto. Los pistachos se pueden sustituir por cualquier otro fruto seco, del mismo modo que el chocolate se puede sustituir por fondant negro y el mango por cualquier otra fruta de similar textura como, por ejemplo, melocotón. Una receta a medida del comensal porque, para gustos, los sabores. 

Víctor Morata Cortado

Seda de Alessandro Baricco con ilustraciones de Rebecca Dautremer

portada
Portada de «Seda», de Rébecca Dautremer

«Seda» no es una obra desconocida, ni una novedad en nuestro país; cuenta con más de cuarenta ediciones en España desde su publicación. Fue la obra que consagró a Alessandro Baricco (Turín, 1958) como uno de los grandes autores italianos de nuestra época.

seda 1
Ilustración de Rébecca Dautremer

Es un título breve, una novela con aires de fábula, de cuento, de comedida historia. Antes de darnos cuenta, caemos borrachos de melancolía, y somos incapaces de desembriagarnos, a no ser que cerremos los ojos, apartemos nuestra conciencia de lo onírico, y respiremos hondo.

«Seda» narra la historia de Hervé Joncour, un mercader francés de gusanos de seda del siglo XIX, que viaja a Japón obligado por sus negocios, separándose de su mujer. Es en el otro extremo del mundo, y será en brazos de una enigmática concubina oriental, donde encontrará el amor más apasionado que jamás sintió, al menos aquel que creía no existir.

Es una bella carcasa de emociones, duras y frágiles al mismo tiempo. Sin duda. Pero lo que hace a esta nueva reedición del libro de Baricco tan especial no es la indudable inmortalidad de su obra, sino el trabajo inconmensurable de Rebecca Dautremer, sus ilustraciones, que convierten a esta publicación de Contempla Edilvives en una verdadera obra de arte.

Seda_2
Ilustración de Rébecca Dautremer

La nostalgia y el recogimiento humano es retratado de manera tan contemplativa que emociona a la par que sobrecoge; uno intenta hacerse con el espíritu de los paisajes, o con los retazos de unas imágenes inconclusas y difusas, a veces también entremezcladas con los retratos de los personajes, con sus poses, o su cotidianeidad…

La ilustración de Drautemer es poesía, a veces irónica, otras sexual o sensual, se adapta y se amolda perfectamente al ritmo de la historia que cuenta Baricco, y no sólo eso, sino que a mi entender se complementa como si hubiesen sido creadas a la vez. También hay silencio. Un silencio que te grita. Hermoso.

  Sin duda éste es un magnífico ejemplo de una delicatesen ajustada al paladar y al bolsillo de todos los mortales, combinación de una literatura elegante, sutil y breve, con una ilustración viva, excelsa y rica en palabras.

José Antonio Castro Cebrián

El huerto del espantapájaros

El huerto del espantapájaros - Allan J. ArcalEs este el segundo libro que leo de la Colección Stoker de Dolmen y tengo que empezar diciendo, muy a mi pesar, que no ha sido tan deleitable como el primero. Sin embargo, vayamos por partes. Alabemos primero la prosa del autor Jorge Arjona Calero que, bajo el pseudónimo de Allan J. Arcal, nos demuestra que posee facultades literarias y es capaz de hilar con coherencia una historia que, merced a los elementos típicos, podría haber resultado soporífera y no lo es. Arcal nos lleva a un lugar ficticio como es Embla y de allí ramifica una historia forjada a partir de algunos de los rasgos más significativos de la mitología nórdica y tomando como protagonista a uno de sus dioses del grupo de los Vanir. Es una narración que gana en intensidad a medida que la lectura avanza, sin embargo, no es hasta el cenit del libro que comienza la tensión hacia el clímax. Es a partir de la página 90 o 100 que la novela se hace adictiva. Para aquellos lectores impacientes puede que este comentario sea un acicate a seguir leyendo. Yo les animo a que lo hagan, pues la intensidad crece y crece hasta el apoteósico final. A veces, la novela tiene un toque juvenil que se ve eclipsado, no obstante, por el sangriento avance de la historia. Tal vez sea ese el principal motivo para la ubicación de la novela dentro del género de terror. Sí, y alguna escena puntual. Sin embargo, hay puntos que han hecho que no sea capaz de disfrutar de la historia al cien por cien. Uno de ellos ha sido el punto de vista escogido por el autor para narrar esta historia de pueblo sometido a los designios de los dioses paganos: la primera persona múltiple. No me parece una mala idea narrar de este modo, pero yo, personalmente, no he conseguido captar la diferencia entre la narración de, por ejemplo, Juto y Carloky, o entre la de Alicia y su padre Melquiades. Sólo en los diálogos se aprecia la diferencia de caracteres y sus inclinaciones, algo que debería, según mi opinión, verse también reflejado en el estilo narrativo de cada personaje. Salvando estos pequeños detalles, creo que es una narración que se puede leer muy bien, que crece a medida que avanza la historia y que sacia las cuestiones del lector. Divierte y es amena, ¿qué más se puede pedir?

Adoración Negre Pujol

3

EL HUERTO DEL ESPANTAPÁJAROS de Allan J. Arcal / Editorial: Dolmen / Colección: Stoker / Género: narrativa ficción / 232 páginas / ISBN: 9788415932567 / 2014