Somos nostalgia

La nostalgia es un arma de doble filo. En dosis razonables, nos hace pasar buenos ratos recordando momentos o personas que han sido importantes para nosotros. En exceso, se nos come y vivimos mirando siempre hacia atrás, cosa nada conveniente en un mundo que cambia a esta velocidad.

Precisamente por las continuas transformaciones que adoptamos en nuestro modo de vida sin darnos cuenta, es necesario tener ciertos anclajes que nos fijen a nuestra propia esencia. Cada uno ha ido construyendo su personalidad, voluntaria o involuntariamente, basándose en determinados referentes. Pueden ser de tipo familiar, sentimental, cultural o cualquier otro que se os ocurra. El caso es que, finalmente, somos un producto extraído de esa enorme coctelera en que se mezclan las vivencias.

Voy a poner un ejemplo para bajar al suelo una entrada tan abstracta. Me pongo como conejillo de indias y saco una de mis aficiones, me consta que compartida por bastantes personas de mi generación. Autores como Juan Bas, gran escritor, no han tenido reparos en hacer referencia a ella en su obra así que por esa rendija me cuelo. Se trata de  la tintinofilia.

tintin 1La frontera entre la afición a las aventuras de Tintin y la tintinofila se sitúa claramente en el punto en el que la lectura repetida y compulsiva de los 24 álbumes ya no nos es suficiente.

A partir de ese momento, lo frecuente es empezar a buscar otras ediciones de las aventuras: ejemplares antiguos con el lomo de tela, las ediciones en horizontal, comprar álbumes en otros idiomas cuando se va de viaje, etc.

El siguiente paso suele ser la mitomanía y la compra de todo tipo de objetos relacionados con nuestro héroe y su mundo: camisetas, llaveros, figuritas, reproducciones en papel maché de nuestros personajes favoritos… En ese punto todo nuestro entorno cercano conoce ya nuestra afición así que es común empezar a recibir regalos relacionados con el tema.

TintindescargaPoco a poco y por el propio efecto del volumen, casi sin percatarnos, tenemos en algún rincón de nuestra casa un pequeño “altar” dedicado a este ídolo pagano.

La cosa puede quedar ahí o ir a mayores. Los que no se conforman con lo que ya saben o tienen empiezan a buscar ensayos, monográficos, exposiciones, incluso visitas a Bruselas para tener una foto frente a la editorial Casterman con la imagen de Tintin y Milú en todo lo alto.

Los más capacitados incluso se animan a escribir al respecto o a mantener blogs o cuentas de Twitter muy interesantes para estar al día y al mismo tiempo ejercer el proselitismo para que esta afición no sea un ocio privado y oculto si no que se pueda compartir. Ejemplos de cuentas de Twitter son @Tintin y @HarrocknRoll.Tintinbeatles

Desde luego hay que hacer mención a que conforme pasa el tiempo estos aficionados presentan un perfil cultural y de edad bastante concreto y cada vez cuesta más sumar adeptos a la causa.

Para los jóvenes es difícil entrar en las aventuras de Tintin. Son cómics con más de 50 años de vida en el mejor de los casos y tanto el estilo visual, nuestra amada “línea clara”, como las peripecias que vive nuestro protagonista quedan lejos de los gustos y tendencias actuales.

Ni siquiera funciona el intento de pasarlo de padres a hijos en la mayoría de los casos.

Otro escollo a salvar es la cada vez más evidente incorrección política de los primeros álbumes. Ésta no es comprensible si no se contextualiza y explican las circunstancias y épocas en los que fueron concebidos. No es menos grave la etiqueta de colaboracionista durante la invasión alemana de Bélgica que persiguió a Hergé durante muchos años, posiblemente con merecimiento.

TintinshopimagesUn rasgo que caracteriza a los tintinófilos es su aversión a verlo en movimiento por lo que pocas veces estos coleccionistas tendrán en gran estima los vídeos de animación y tal vez sólo se salve de la quema el brillante esfuerzo que realizó Spielberg para acercar el personaje a nuevas generaciones.

Excepto por las muestras que alguna vez se organizan en conmemoración de aniversarios de Hergé o Tintin, dudo que muchas de esas pequeñas colecciones privadas tengan un destino mucho más feliz que el de un mercadillo lo que sería un honor, véase “El secreto del Unicornio”, o el más probable del contenedor de la esquina el día en que nuestros nietos se pregunten qué hacer con estos trastos del abuelo.

Otro día tal vez saquemos algún que otro fenómeno nostálgico generacional. Si no nos leemos y escuchamos entre nosotros…

José A. Valverde

Novedades Diciembre

TU CEREBRO Y LA MÚSICA: EL ESTUDIO CIENTÍFICO DE UNA OBSESIÓN HUMANA

¿Por qué la música despierta distintos estados de ánimo? Levitin se sirve de la neurociencia más avanzada y de la más rigurosa psicología evolutiva para ofrecernos respuestas. Recurriendo a las últimas investigaciones y con ejemplos de piezas musicales que van desde Mozart, Duke Ellington a Van Halen, Levitin desvela mu ltitud de misterios. La música, como el lenguaje, forma parte de lo más profundo de la naturaleza humana.

DANIEL J. LEVITIN

RBA, 2014

ISBN 9788490563946

LOS ONCE: LOS CHEFS QUE ABREN EL CAMINO DEL FUTURO

Albert Adrià, David Muñoz, Ángel León, Francis Paniego, Paco Pérez, Josean Alija, Paco Roncero, Eneko Atxa, Ricard Camarena, Marcos Morán, Paco Morales. «Los once chefs retratados en el libro se cuentan con lo que cocinan, pero ”lo más importante” se cuentan de viva voz. Los relatos que aquí se presentan son francos. Ellos aparecen como personas que dudan antes que como individuos con superpoderes gastro. Historias potentes, íntimas, reveladoras, en las que el padecimiento y la alegría son dos ingredientes más. Cada uno está por una razón, más allá de la valía, y con una exigencia: que su historia conforme un pedazo único e irrepetible.

PAU ARENÓS 

EDICIONES B, 2014

ISBN 9788432224157



BLACKSAD INTEGRAL

En un mundo de animales antropomórficos inspirado en los Estados Unidos de la década de los 50, un gato detective llamado John Blacksad investiga desapariciones misteriosas y crueles asesinatos. Por fin, los álbums de Blacksad, reunidos en un volumen integral en castellano. Más de una década de trabajo en un solo tomo. Poco más se puede decir de esta obra maestra del cómic. Blacksad ha arrasado en ventas en el mercado europeo, ha cosechado las mejores críticas y se ha alzado con premios tan prestigiosos como el Eisner, el Harvey o los del Festival de Angoulême.

DÍAZ CANALES & GUARNIDO

NORMA EDITORIAL, 2014

ISBN 9788439729082

LOS PAPELES DE MUDFOG

Magistral caricatura de la sociedad victoriana, divertida y llena de hallazgos. Tan actual que parece hablar también de nuestra propia sociedad, de este presente de corrupciones y nuevos ricos. Una obra que apenas se ha traducido al español, casi inédita en nuestra lengua. La Sociedad Mudfog para el Avance de Todo es un a parodia de la Sociedad Británica para el Avance de la Ciencia, fundada en 1831, y de otras sociedades científicas de la era victoriana. Dickens se muestra en el relato de sus «actividades» tan irónico y crítico como siempre, pero más bromista que nunca. La comicidad y la burla alcanzan en ocasiones el absurdo y el esperpento, y la hilaridad que provocan sus historias y sus personajes lleva al lector a perder de vista por momentos el satírico reflejo de la realidad que subyace tras lo aquí narrado.

CHARLES DICKENS

PERIFÉRICA, 2014

ISBN 9788497469388

Arroz caldoso a “La Condena”

Anna-Ancher-Midday-Meal-in-the-Garden-S
Comida del mediodía en el Jardín (1915), de Anna Ancher

Esta receta requiere un poco más de tiempo para hacerla que una paella al uso, pero el resultado final es ESPECTACULAR.

Ingredientes (4 personas):

  • ½ Kg de arroz bomba o redondo
  • 1 Kg de mejillones
  • ½ Kg de almejas japonesas
  • 200 gr de níscalos, chantarelas o cualquier otro tipo de seta
  • 1 Tomate grande maduro
  • Medio pimiento verde y medio rojo
  • 1 Cebolleta
  • 1 Ajete
  • 1 Calabacín, 1 puerro y ½ patata para el caldo.
  • Sal, azúcar, pimienta blanca y negra, albahaca y perejil
  • Azafrán en rama
  • Aceite de oliva
  • Agua

Elaboración:

Picamos en trozos muy pequeños el tomate, los pimientos y la cebolleta, y reservamos en un bol. Picamos el ajete y las setas en juliana, y también lo reservamos, aparte, en otro recipiente.

Lo más trabajoso de este arroz es sacar los moluscos vivos de sus cáscaras, es decir abrir los mejillones y las almejas, todo en crudo, y extraerles con una cucharilla (y/o una navaja o cuchillo de hoja corta) toda (o casi toda) la carne. Los moluscos ya pelados y crudos los reservamos, para más adelante. Que las cáscaras de los mejillones y de las almejas están limpias, eso lo doy por sentado, puesto que vamos a utilizarlas.

Lo primero que haremos será hacer un caldo con dos litros de agua, un calabacín, un puerro, media patata, las cáscaras de los mejillones y las almejas, y también unos cinco mejillones y unas cinco almejas sin abrir. Le echamos al caldo unos dos puñaditos de sal y lo dejamos cocer a fuego medio-bajo hasta que la patata se deshaga fácilmente. Cuando el caldo está hecho (el indicador que nos lo va a decir es que la patata se deshace como miga, que está muy deshecha), lo colamos muy bien, y trituramos un cuarto del calabacín, un cuarto generoso del puerro (la patata no), los mejillones y las almejas, y todo lo vertimos y removemos en el caldo.

Por otro lado, en la olla de barro donde vamos a hacer el arroz caldoso, doramos, con cuatro cucharadas de aceite de oliva, el ajete y las setas, y cuando esté ya casi cocinado le añadimos el tomate, los pimientos y la cebolleta, con dos puñaditos de sal, una cuchara sopera de azúcar, un poco de pimienta blanca y negra, cinco hojas de albahaca fresca y perejil picado (como tres cucharaditas de café); lo cocinamos todo a fuego muy lento, hasta que esté la salsa muy reducida. Cuando la salsa esté en su punto, mareamos el arroz unos segundos en ella, a fuego alto, y acto seguido le vertimos el caldo (con los ingredientes que hemos triturado), poniendo el fuego a temperatura baja-media, y tapando la olla. Tostamos unas hebras de azafrán, las machacamos y las incorporamos al arroz.

Por media, este tipo de arroz tendría que hacerse en unos 15-20 minutos, por lo que, a la mitad de la cocción, cuando casi se haya consumido el caldo, le volcamos todos los moluscos crudos en el guiso y removemos un poco.

Una vez el arroz esté meloso lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar tapado, unos dos o tres minutos.

Don José, viejo sarmiento

papa 84 años
Don José Gallardo

 

Don José 1
Don José en uno de los pasillos de su casa forrada de libros.

El pasado lunes me llegó un requerimiento por parte de un alto funcionario de las más altas instancias habidas y por haber (en eso de las leyes y las potestades), en el cual exigía de mí que aclarara de una vez por todas qué parcelita de la LaJUnglaDElasLETras pertenecía a Don José Antonio Gallardo.

Y a eso voy ahora… Un servidor, honesto de nacimiento que es uno, reconoce y manifiesta que a Don José le pertenece una parcelita, en propiedad, de esta LaJUnglaDElasLETras desde el pasado día 26 de marzo de 2014, como regalo a su ochenta y cuatro cumpleaños

Hace más de dos años tuve la enorme suerte de conocer en Madrid a un hombre del cual me habían hablado mucho, y muy bien, pero al que no tenía aún el placer de tratar en persona: Don José Antonio Gallardo.

DOn José 3
Don José mostrándome uno de sus tesoros.

Don José, como le conocen sus amigos, es un “hidalgo” de las letras, un auténtico bibliófilo, señor y caballero del buen hacer en esto de los libros. Anda rodeado de sus memorias, unas de incalculable valor como pude comprobar. Su entusiasmo por los libros le ha llevado a forrar dos viviendas contiguas de su propiedad de estanterías repletas de joyas (literalmente), en el castizo Madrid cercano al Retiro. Allí, en aquel lugar, (que yo tildaría de Paraíso sin dudarlo), el patrón de aquel tesoro se mueve lento, con pasión, bamboleando los sueños de toda una vida, entre recuerdos y anécdotas…, y entre los más de diez mil libros de su particular biblioteca. Toda una vida enamorado de los libros.

Más de diez mil libros… y quizá sea una estimación tirando a lo bajo, como me comentó su sufrida esposa (siempre sonriente a las espaldas de su marido, orgullosa).

Me sentí feliz entonces, y me siento feliz ahora, y lo puedo decir orgulloso, al tener, en mi dicha, la palabra de Don José de que soy bienvenido en su casa, me siento eufórico al sentirme aprendiz de su enorme humanidad.

Una última cosa, como pago a esta parcelita (eternamente suya), hago mío y de todos los que aman a la poesía, el sentido homenaje que la hija de Don José, la poetisa madrileña, Nieves Gallardo Cañaveras, le brindó a su padre en forma de sentido poema…

 VIEJO SARMIENTO

Siendo roble,

te has convertido en sarmiento.

Añoro tu porte de árbol bien crecido,

tu copa poblada de inteligencia,

tus ramas que me acariciaban

y me guiaban entre hojas.

 

Esparciste tus semillas

creando nuevos vástagos.

 

Añoro esa sabiduría y paciencia.

Esa seguridad disfrazada de prudencia.

Aquella timidez camuflada en el despiste.

La dulzura escondida en tu corteza oscura.

 

Creciste y nos hiciste crecer

esquejes de tu forma de vida.

 

El tiempo pasa

y tus raíces comienzan a secarse.

Tus hojas ya no lucen con el lustre de antaño.

Las ramas se quiebran y el tronco,

otrora erguido y majestuoso,

se dobla con el viento de tantos inviernos.

 

Sé que todo es pasajero

y te irás, como todos nos iremos.

 

Pero mientras la savia de tus venas

siga circulando,

a momentos más fuerte,

a instantes más débil,

te seguiré abrazando.

 

Porque, por encima de todo,

PADRE ¡Te quiero!

 Nieves Gallardo Cañaveras (2014)

José Antonio Castro Cebrián