Entremés: “La aventura del detective moribundo” de Sir Arthur Conan Doyle

«Solo conozco al señor Holmes por unos asuntos de negocios que hemos tenido, pero siento el mayor respeto por su talento y su personalidad. Es un aficionado al estudio del crimen, como yo lo soy de la enfermedad. El persigue criminales; yo, microbios. Ahí están mis cárceles —señaló una hilera de frascos y tarros alineadosSigue leyendo “Entremés: “La aventura del detective moribundo” de Sir Arthur Conan Doyle”

Entremés: “Karl Eugen Eiselein” de Hermann Hesse

«Era curioso…, el joven parecía perfectamente sano, comprensivo e inofensivo, y en cambio los poemas eran casi siempre morbosos, incomprensibles y desesperados de la vida, como si fuese realmente un abismo lo que se lo había tragado. Los otros poemas no eran mejores, todo sonaba a gimoteo fantástico e idiota, cuyo sentido era sólo accesibleSigue leyendo “Entremés: “Karl Eugen Eiselein” de Hermann Hesse”

Entremés: “La vida en sordina” de David Lodge

«Fui a la lección inaugural del nuevo profesor de teología, más por las copas de vino en la recepción posterior (el vicedecano que se encarga de comprar el vino para la sala de profesores tiene buen paladar), que por interés en el «Problema de la oración petitoria», pero hay un sistema acústico decente en laSigue leyendo “Entremés: “La vida en sordina” de David Lodge”

Entremés: “Canción de Navidad” de Charles Dickens

«Había rojizas cebollas de España, de rostro moreno y amplio contorno, de gordura reluciente como frailes españoles que, desde los estantes, guiñaban el ojo con irresponsable malicia a las chicas que pasaban y luego elevaban la mirada serena al muérdago colgado. Había peras y manzanas, apiladas en espléndidas pirámides. Había racimos de uvas colgando deSigue leyendo “Entremés: “Canción de Navidad” de Charles Dickens”