Huésped

Dicen los que entienden de poesía que España (en particular) no está pasando por un buen momento poético, signifique lo que signifique. Dicen que la literatura ya no se viste de magia ni de versos creados para vivirlos, si no que las librerías están llenas de antologías añejas y ridículas colecciones de desapasionados poemarios. YoSigue leyendo “Huésped”

“Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)

Cuando nos quejamos de que hay tanto cateto de segunda dirigiendo España, y de que gran parte de nuestra clase política adolece de “funcionaritis” crónica, solemos olvidar que en un sobrio y austero despachito de una ciudad españolísima y europeísima, “ísima” del todo, se sienta, que no preside, uno de los más relevantes y sobriosSigue leyendo ““Personajillo”, mirada al frente. (Y que cada cual le ponga el nombre y los apellidos que quiera.)”

Entremés: “Canción de Navidad” de Charles Dickens

«Había rojizas cebollas de España, de rostro moreno y amplio contorno, de gordura reluciente como frailes españoles que, desde los estantes, guiñaban el ojo con irresponsable malicia a las chicas que pasaban y luego elevaban la mirada serena al muérdago colgado. Había peras y manzanas, apiladas en espléndidas pirámides. Había racimos de uvas colgando deSigue leyendo “Entremés: “Canción de Navidad” de Charles Dickens”

El jilguero

Cuando cae en mis manos un libro de tamaño grosor cabe rezar una oración para que sus páginas no se conviertan en una insufrible tortura, porque tengo la fatal manía de acabar todo aquello que empiezo, sobre todo cuando se trata de lecturas. Hay ocasiones en que apenas cincuenta o cien páginas pueden suponer unaSigue leyendo “El jilguero”