Entremés de «Archipiélago Gulag » de Alexandr Solzhenitsyn

«Más te valdría dejar cuanto antes de ser un panoli, un ridículo novato, víctima y presa. Porque de cada cien veces, noventa y cinco la carta no llega a su destino. Y en caso de que llegue, no será alegría lo que traiga a tu casa. ¡Se acabó el medir tu vida, tu respiración por horas y días! ¡En el país donde acabas de entrar todas las dimensiones son épicas! Entre el momento en que uno entra y hasta que sale transcurren décadas, cuartos de siglo. ¡Jamás volverás a tu mundo anterior! Cuanto antes te acostumbres a estar sin los tuyos, y ellos sin ti, tanto mejor. Tanto más fácil será.

Poseed cuantas menos cosas mejor y no tendréis que temblar por ellas. No tengáis maleta, y los guardias no podrán destrozárosla al entrar al vagón (cuando en un compartimiento van veinticinco personas, ¿se le ocurriría a usted algo mejor?). No llevéis botas nuevas ni zapatos de moda, y menos todavía un traje de lana, porque el vagón-zak, en el cuervo o nada más entrar en la prisión de tránsito os lo robarán de todos modos, o si no os los requisarán, escamotearan o cambiarán. Si los entregas sin resistencia, la humillación te envenenará el alma. Si te los quitan con lucha, acabarás con la boca ensangrentada por aferrarte a tus bienes».

 Archipiélago Gulag (Alexandr Solzhenitsyn, 1973)

Alexandr Solzhenitsyn (Kislovodsk 1918 – 2008, Moscú). Escritor ruso, estudió física y matemáticas en la Universidad de Rostov del Don, licenciándose en 1941, aunque simultaneó desde 1939 estos estudios con los de filosofía. En la Segunda Guerra Mundial fue movilizado en 1941, asignándosele el mando de una batería en el frente de Leningrado. Más tarde, en 1945, fue procesado y condenado a ocho años de trabajos forzados y a más de tres de destierro forzado, por críticas a Stalin. No fue hasta 1957 cuando recuperó parte de su libertad, momento en el cual comenzó a dar clases de matemáticas en Riazán. Es una de las figuras más relevantes de la literatura rusa contemporánea y se ha distinguido por sus críticas constantes al régimen estalinista y su exaltación de los valores cristianos y eslavistas. Entre su obra destacan: Un día en la vida de Iván Denisovich (1962), Por el bien de la causa (1963), La casa de Matriona (1966), Archipiélago Gulag (1973), Lenin en Zurich (1975) y Los invisibles (1992). Expulsado de su país y privado de la ciudadanía en 1974 a raíz de la publicación de Archipiélago Gulag, tras una estancia en la Alemania Occidental se afincó en estados Unidos, donde se le concedió la ciudadanía honorífica. En 1970 le fue concedido el premio Nobel de Literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s