El libro de las cosas perdidas

«El célebre libro de John Connolly sobre la infancia y el poder de la literatura, en edición especial ilustrada. Mientras la Segunda Guerra Mundial arrasa Europa, David, a sus doce años, llora la pérdida de su madre. Su padre ha vuelto a casarse, y la nueva familia se ha mudado a una casa en las afueras de Londres, para evitar los bombardeos alemanes. David, en su desván, no tiene más compañía que los libros. Unos libros que le susurran y le atraen. La realidad y la ficción empiezan a fundirse hasta tal punto que, por una grieta en una antigua construcción del jardín, David entra de pronto en un mundo desconocido: el de sus sueños y su portentosa fantasía. En sus trepidantes y a veces terribles aventuras, David se topa con personajes como el Hombre Torcido o el Leñador, con lobos semihumanos o con un rey cuyos dominios están en decadencia. A lo largo de la novela, que trata sobre todo del poder de las historias y de la literatura, David aprenderá poco a poco a superar sus miedos y a tomar decisiones».

Este es un libro de esos que funcionan muy bien durante la mayor parte del tiempo de lectura pero que, en algunos precisos momentos, parece derrumbarse la trama o se vuelve predecible o qué se yo. No hay que olvidar que se trata de un libro dedicado a un sector de la población lectora más bien juvenil, aunque muchos lo etiquetan como «Young Adult», hay una barrera delicada que a veces se cruza indiscriminadamente y hace que algunos pasajes parezcan demasiado infantiles. Con todo y con eso, me ha gustado. No como para tirar cohetes, pero si lo suficiente como para querer terminar de leerla y disfrutarla. No en vano, John Connolly es un autor que me gusta mucho, sobre todo su saga de Charlie Parker.

Al parecer, se ha vuelto una dinámica bastante socorrida esta de usar a un niño con problemas enquistados en un trauma por la muerte o la enfermedad de una persona a quien se encuentra muy unido. Quizá ahora es un recurso del que se ha abusado en literatura y cine hasta el hartazgo, pero no hay que olvidar que esta novela lleva escrita más de una década. No digo que entonces no se usara la sensiblería y se abusara de las emociones efervescentes del público más joven para explotar el mercado literario infantil y juvenil, sino que puede que entonces no fuera un recurso tan manido como hoy en día y eso hay que hacerlo notar aunque ahora la historia nos llegue con un poco de hastío.

Al margen de lo novedoso que pueda ser jugar con los sentimientos del joven lector y apelar a su corazoncito, John Connolly sabe construir una buena historia y esta está cargada de muy buenas dosis de creatividad e imaginación. No podía ser de otro modo teniendo a los libros como protagonistas. Es ahí, cuando la realidad pierde pie y da paso a los sueños y las irrealidades del joven David que la historia cobra fuerza y se asienta y ya los tópicos no importan tanto. La novela es entretenida, es divertida, es refrescante y estimulante, es imaginativa. Al margen de los momentos más tediosos, en general no está nada mal y no me arrepiento para nada de haber leído a John Connolly en esta otra faceta suya más edulcorada y liviana.

Lolino Jover

EL LIBRO DE LAS COSAS PERDIDAS de John Connolly / Título original: THE BOOK OF LOST THINGS / Traducción: Pilar Ramírez Tello / Ilustraciones: Riki Blanco / Editorial: Tusquets / Colección: Andanzas / Género: Anomias / 464 páginas / ISBN: 9788490666159 / 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.