Bull Mountain

No soy muy aficionado al género en lo que se refiere a literatura, pero tampoco demasiado en lo referido al cine o la televisión y, sin embargo, leer Bull Mountain ha sido una experiencia realmente enriquecedora por muchos motivos. Uno de ellos es la frescura que tiene leer algo ambientado en una actualidad velada a los ojos de cualquiera de nosotros y el mundo del presente que se nos muestra y nos los abre. Otro es el vértigo que desprende la novela aún a pesar de estar estructurada en capítulos que ponen el acento en un determinado personaje en una fecha concreta para ir conectando sus historias y acercando sus puntos de vista y sus propias vidas. Sin ser demasiado seguidor de series como Sons of Anarchy, acierto a decir que hay mucho de ese estilo visual en estas páginas, y también de lo que la trama desprende entre drogas, moteros y clanes familiares escondidos en mitad de las montañas de un pueblecito americano que podría ser cualquiera de la Costa Este o incluso del Medio Oeste y que sirve para sentar las bases de una decadencia y degradación que va más allá de la sangre y que se destila en gotas de whisky casero y pólvora a raudales. Hay mucha mala leche en estas páginas y mucha tensión narrativa. Casi desde el principio ya el lector intuye que nada de lo que empieza a narrarse va a acabar bien o que se va a torcer de algún modo; Brian Panowich nos va preparando para ello a golpe de tecla. Va dejando pistas, no para guiarnos por su entramado narrativo, sino para llevarnos hasta donde él quiere y situarnos justo en el escenario que él desea. Nos pone delante de los personajes y también dentro de sus cabezas y, lo más increíble, consigue que los entendamos y nos sintamos como de la familia. Porque, si eliminamos el asunto de las drogas y el tráfico de armas, si anulamos el rasgo criminal que persiste en el ambiente de Bull Mountain, se parece, y eso es terrible, a cualquier otra familia de cualquier otro lugar. Porque siempre hay rencillas y rencores rancios que llevan pudriéndose dentro de algunos senos familiares durante mucho mucho tiempo y porque, una vez que las bocas revientan los secretos y esas miserias, la familia explota y salen las verdades y los trapos sucios. Bull Mountain va de mafias y todo eso, pero también de lazos familiares rotos y heridas antiguas mal cicatrizadas. Me pareció una novela soberbia, increíble para ser una ópera prima. Si esto es Country Noir, creo que quiero más. Sobre todo de autores como Panowich que llevan la ficción sureña al extremo. Sobresaliente para esta maravilla norteamericana.

Víctor Morata Cortado

BULL MOUNTAIN de Brian Panowich / Título original: BULL MOUNTAIN / Traducción: Rubén Martín Giráldez / Editorial: Ediciones Siruela / Colección: Nuevos Tiempos / Género: Novela / 280 páginas / ISBN: 9788417041335 / 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s