Con un pájaro de menos

con-un-pajaro-de-menosLo primero que voy a comentar en este breve artículo sobre el poemario de Carlos Salem (Buenos Aires, Argentina,1959), es lo que no me ha gustado. Las pegas. Los “chirríos” (a mi juzgar claro). Como veréis ni siquiera lo voy a justificar en demasía, porque tampoco estoy seguro de que no sea intencionado. Lo que no me ha gustado del poemario, los “chirríos” tienen que ver con el telón de fondo de la obra en su conjunto. Si leemos del tirón la obra hay momentos en los que es tan obvia la intención del poeta que no encuentro justificación a algunas poesías, no me las creo en definitiva. Es poesía vanguardista, arriesgada, pero es poesía predecible. Esa es mi pega, mi “chirrío”. (Que nadie piense que esto es una mala crítica, todo lo contrario, no existe la perfección ni la belleza excelsa).

 

Yo que me creía un soñador

ahora sé lo que es soñar despierto.

 

Lamo los paisajes de sudor

que pintó mi piel sobre tu cuerpo.

 

Me convierto en diapasón

y te escribo una canción

por dentro. (…)

Canción para T

Pero no puedo decir (no) que no me haya seducido la poesía, la prosa poética, el oficio del poeta. Es innegable que tiene alma de poeta.

Por favor

lectora

lector

amor si me quieres

quiero

que a partir del próximo punto y aparte

NO SIGAS LEYENDO

este poema.

Petición

La composición poética nos dice que la obra gira en torno al amor, a un amor combustible, comparable a la de un cigarrillo, donde la rabia o el deseo se combustiona a la velocidad del tabaco al fumarse, extinguiéndose ese placer con la misma perplejidad que la de un corazón abierto al infinito. El amor, sin duda, tiene fecha de caducidad.

(…) Noches de verano

en las que me abriría el corazón

y lo pondría bajo el grifo de la cocina

para que se enfríe.

 

Noches de alcanfor en los labios

de no me dejes un arma a mano

y si la dejas

procura que no esté cargada

o alejarte a tiempo (…)

Noches de hojalata

La sensación en muchos de sus versos es que Carlos Salem nos dice, nos invita, incluso nos conmina a apresar la vida, a no dejarla escapar, aunque se resista, aunque huya de nosotros. Las dudas, los miedos, el final del trayecto, la búsqueda del reconocimiento es un viaje a través de las letras, del pensamiento y de la ignorancia.

A saber

en qué ocupa

la muerte

su escaso tiempo libre

mientras nosotros

nos vivimos

sin relojes.

Duda

 

Utiliza Salem mucho la melodía en sus versos. Eso es bueno, se repiten algunos de ellos en la cabeza, como una canción de Sabina o de Facundo Cabral. Lo mundano es cotidiano, y lo cotidiano mundano que diría el gran Borges.

Tengo en las manos

una granada

de mano.

 

Y en el dedo anular

coherentemente

una anilla para el desafío:

 

si tiras

amor

estallará la vida.

Pum

 

Recomiendo a todos aquellos que leen poesía que lean a este bonaerense, os aseguro que no os dejará indiferente.

De Cebrián e Illescas

3CON UN PÁJARO DE MENOS de Carlos Salem / Colección: Espasa es Poesía / Editorial: Espasa / Género: Poesía / 153 páginas / ISBN: 9788467047493 / 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s