Razones para ir a Arkansas

ELENA SANJUANBENITOContaban los que saben de esto, cantamañanas agoreros, que un buen día a un loco se le ocurrió mezclar sus pesadumbres con las alegrías de otros, reflejar sus propios tormentos en un lienzo pálido de envidias o culpas, y hacer de un grito un hálito para otros soñadores que no supieran gritar. Contaban que estos malditos de antaño, estos poetas del absurdo, vivieron en pródiga infelicidad, escondidos de todos y todo. Contaban que ya no existen y que ya no volverían.

Ya no hay razón para creer a estos cantamañanas agoreros.

Hacía mucho tiempo que el descubrimiento de un nuevo autor no me había sorprendido tanto, sorprendido para bien, para muy bien. Éste es un libro de los de factura artesanal, de los de aguantar contigo en la mesilla de noche muchos inviernos y primaveras. De los que no se olvidan. Son relatos, cuentitos para pensar, como diría el buen amigo Rulfo. La autora de “Razones para ir a Arkansas”, Elena Sanjuanbenito (Madrid, 1970) me recuerda a mi admirada Marina Sanmartín Pla, la misma acidez y fuerza en el trazo de sus párrafos, el mismo son.

Os transcribo uno de los relatos y veréis por qué lo digo:

 

11229411_710060392436436_8626542306779600177_nLa tortícolis del náufrago 

Si el horizonte fuera vertical se llamaría vertizonte y daría mucho miedo. Sólo la palabra ya hace temblar trayendo a la mente la imagen de algún inmenso animal prehistórico y hambriento.

Los cuadros mostrarían el cielo a la izquierda y el mar al fondo a la derecha, menos los modernos, que lo colocarían al revés. Las olas, a lo lejos y verticales, se retorcerían al llegar a la playa para mojarnos los pies. Lo mismo que el trigo en los campos y las dunas en el desierto.

El sol se acostaría de pie ocultándose tras las montañas brumosas como si fueran altos edificios, por eso las persianas no se bajarían, se deslizarían elegantes de un lado al otro las cortinas.

Y en los manuales de traumatología aparecería una nueva dolencia: la tortícolis del náufrago. Dolencia de difícil tratamiento y propia de los tipos perdidos, ausentes o soñadores que, por tratar de abarcar el vertizonte, andaríamos siempre con el cuello torcido y un poco bizcos.

 

Elena Sanjuanbenito ha escrito un todo, un verso de veintinueve poemas, un verso al que le acompañan unas tantas ilustraciones y un diseño precioso a cargo de PerroRaro.

 

Si tuviera que recomendar un libro para regalar y regalar y regalar… sería éste, “Razones para ir a Arkansas”, sin dudarlo.

En el Facebook podéis encontrar mucha más información sobre “Razones para ir a Arkansas” en su página oficial (aquí). 

José Antonio Castro Cebrián 5

RAZONES PARA IR A ARKANSAS de Elena Sanjuanbenito / Ilustraciones y diseño: PerroRaro / Editorial: ESjB / Género: Relatos / 57 páginas / ISBN: 9788461686063 / 2014

Anuncios

Un comentario en “Razones para ir a Arkansas

  1. Pingback: Razones para ir a Arkansas | LaJUnglaDElasLETras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s