La luz que no puedes ver

La luz que no puedes ver - Anthony DoerrNo he leído muchos Pulitzer de literatura. Lo cierto es que he leído pocas de las obras, no solo ganadoras, sino finalistas de los Premios Pulitzer en cualesquiera de sus dotaciones. No me avergüenza decirlo. Otros, es bien seguro –imagino a estos sonriéndose orgullosos por haber realizado una hazaña que a mí se me ha negado–, no podrán competir en otros aspectos más singulares conmigo. Pero chanzas aparte, no haber leído todos los Pulitzer, ni siquiera un mínimo porcentaje, me ha hecho menos culto. O eso espero. A mi edad, tampoco importa mucho. Nací siendo un iletrado. Me mantuve durante años siendo un analfabeto de órdago. Y hoy puedo presumir de poder escribir con, más o menos, corrección y con un mínimo de faltas de ortografía. Mi tiempo me llevó darme cuenta de la importancia de la palabra y remediar mi ignorancia al respecto. Bendita jubilación. Dejo ya las ramas para decir que La luz que no puedes ver de Anthony Doerr no me ha parecido una obra excepcional en el sentido de lo excepcional que merece ser una obra ganadora de un tan famoso premio. Sí que me ha gustado, ojo, pero no sé… Igual le hubiera quitado las últimas cincuenta o sesenta páginas. En esas últimas páginas me desinflé como un globo. Toda la tensión se me cayó a los pies y no me aportó prácticamente nada. De hecho, creo que aporta poco más que decepción y resta en lugar de sumar a la novela. El carácter histórico está muy bien. Habla de la Segunda Guerra Mundial, que vivieron mis padres, pero sin centrarse en lo de siempre, sino en dos personajes que tienden a acercar sus vidas de un modo particular. Dos protagonistas que se ven arrastrados por dos situaciones sociales provocadas por el estallido de la guerra: uno, Werner Pfennig, en Alemania; y la otra, Marie-Laure LeBlanc, en Francia. Werner es un amante de la ingeniería, sobre todo a la que concierne al tema de las ondas radiofónicas, y es esa afición la que conducirá su vida en todo momento. La vida de Marie-Laure, en cambio, se verá condicionada por una inesperada ceguera. Como decía, la historia me gustó. Y me gustó como la cuenta el autor. Pero no me dejó esa lucecita anclada en el corazón que te dejan algunas novelas, esa congoja o ese alivio, no sé… Le faltó algo. La lectura es ágil. Pienso que el intercalado de las dos historias con capítulo cortos paralelos ha sido un acierto y evitan el estancamiento. Y, sin embargo, no ha sido suficiente. En cualquier caso, si ha ganado tan prestigioso premio no ha de ser por nada y respeto, y mucho, la decisión tan difícil a la que seguro se debieron someter los componentes del jurado. Puede que tanto haber oído hablar de esta guerra y sus tragedias haya hecho cayo en mí y haya impedido que disfrute más de La luz que no puedes ver.

Aurelio R. Silvano

3

LA LUZ QUE NO PUEDES VER de Anthony Doerr / Título original: ALL THE LIGHT WE CANNOT SEE / Traducción: Carmen Cáceres y Andrés Barba / Editorial: Suma de Letras / Colección: Fuera de colección Suma / Género: Novela / 664 páginas / ISBN: 9788483657614 / 2015

Anuncios

Un comentario en “La luz que no puedes ver

  1. Tenía ganas de leer este libro pero al leer tu crítica me han entrado las dudas. Había oído hablar muy bien de él pero las críticas, a veces, crean expectativas que luego no se cumplen. Ya me ha pasado varias veces.

    Gracias por la crítica!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s