La noche del ilusionista

La noche del ilusionista - Daniel KehlmannHablar sobre magia no es fácil. Al igual que en el antiguo arte de la prestidigitación, la palabra debe ofrecer más de lo que a simple vista se ve y dejar una sensación de desconcierto al término de la función. La noche del ilusionista, podría decirse, cumple esta premisa. Un joven adoptado en el seno de una familia por la que no acaba sintiendo demasiado aprecio decide dedicar su vida al servicio de Dios y acaba torciéndose en el camino para dedicarse al ilusionismo. Muchos podrían ver en ambas inclinaciones algún perverso símil –y tal vez lo tenga–, pero Daniel Kehlmann no se detiene en la comparativa, sino en demostrar al lector que la luz al final del largo túnel no brilla tanto una vez está al alcance de la mano. Arthur Beerholm es un niño/adolescente/hombre que vive –o así se percibe en la novela– sumido en una languidez y una tristeza que contagian al lector, al cual se dirige constantemente esperando que sea su Nimue, una idolatrada musa/imagen/mujer de la que apenas se muestra nada más que subjetividades. La novela contiene un hilo narrativo lineal pero entrecortado: los capítulos se suceden desde la infancia del protagonista hasta su final, pero la transición entre unos y otros está supeditada a grandes saltos en el tiempo y es el lector quien tiene que intuir y rellenar los huecos que quedan en medio. Este tipo de narración, en primera persona y, a veces, en segunda, con tantas lagunas en el argumento, me ha dejado un poco helado y ha hecho que no consiga engancharme demasiado. No por ello, no obstante, se trata, a mi parecer, de una mala lectura, sino todo lo contrario. Se nota el dominio de la palabra y también el autor da buena cuenta de los conocimientos sobre historia y rudimentos de la magia –que explota poco y apenas deja caer con sutileza aquí y allá– que posee, pero me hubiera gustado más luz y menos sombras, más magia y menos desilusión. Es en su conjunto una novela triste y desesperanzadora –quizá ese fuera el objetivo del autor– que desgarra un poquito los sueños y les resta valor. En cualquier caso, no me ha disgustado, sólo me ha defraudado, y eso puede que se deba a las expectativas que tenía puestas sobre la novela. Para mí no será la novela del año, pero, como suelo decir, tampoco es, ni de lejos, la peor y aprueba con desahogo. Es, como siempre, una opinión personal.

Víctor Morata Cortado

3

LA NOCHE DEL ILUSIONISTA de Daniel Kehlmann / Título original: BEERHOLMS VORSTELLUNG / Traducción: Helena Cosano / Editorial: Nocturna / Colección: Noches Blancas / Género: Narrativa / 190 páginas / ISBN: 9788494335426 / 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s