DobLecturas: Gespenst

Durante la fiesta que Mario y Alicia celebran en su casa con motivo de la nueva exposición que exhibirá la pintora en los próximos meses, Carlos, el hijo de la pareja, desaparece a orillas del pantano. El pantano de Nueva Luarma, ese ojo oscuro que se tragara al antiguo pueblo en años de posguerra, es ahora un misterio fagocitador, un imán de leyendas y folklore alimentado por los nuevos habitantes de esta zona en la sierra de Madrid. A la desesperación y la angustia derivadas de la pérdida se unen los problemas matrimoniales que atraviesa la pareja, demasiado supeditada a los vaivenes emocionales de Alicia. Es entonces, en esa atmósfera enrarecida en la que los amigos de Carlos parecen saber más de lo que cuentan y la policía trata de investigar el paradero del niño, cuando una serie de fenómenos extraños comienzan a hacer tambalear la cordura de Mario. ¿Se trata del fantasma de Carlos? ¿Acaso trata de decirle algo? ¿O puede que tan solo sea producto de su mente agotada y su corazón entristecido? A lo largo de una trama intensa, con momentos para el misterio, la historia y el escalofrío, los personajes de esta novela psicológica llegarán a descubrir una verdad aún más terrorífica y sorprendente de lo que jamás pudieran haber imaginado, en la que se darán la mano historias de abandono y locura germinadas en los años de la brutal posguerra española. Gespenst es una novela de fantasmas reales, pero también de fantasmas imaginados. Es por momentos un thriller con marcado acento emocional y en ocasiones un cuento de fantasmas, pero es en todo momento un drama humano con gran capacidad para empatizar con el lector.

GESPENST de Ignacio Cid Hermoso / Editorial: Dolmen / Colección: Stoker / Género: Novela Ficción / 240 páginas / ISBN: 9788415932826 / Año 2015


Había leído a Ignacio Cid Hermoso y había vislumbrado su talento a través de algunos de sus relatos. Tal vez por la temática en la que me inicié en su lectura, no me tentó a seguir adentrándome en su prosa. Sin embargo, lo recuerdo con complacencia y gratitud. Me gustó como despuntaba y desgarraba la prosa y el toque original que imprimía a sus narraciones. Aún así, he de confesarlo, su nombre, a pesar de no caer en el olvido, no volvió a ser pronunciado por el susurro de mi conciencia ni traído al deseo de mis estanterías. Craso error. Subsanado, hace tan sólo unos pocos días, por la lectura de su última novela. La primera que leo de él. No será la última. Eso es algo que ya puedo vaticinar. Gespenst es la palabra alemana que sirve para designar esa otra tan aterradora que tenemos en español y que tanta literatura y tantos tópicos se han ocupado de enterrar bajo una sucia sábana, un escandaloso pero sutil ruido de cadenas arrastrándose o unos cadenciales aullidos en mitad de la noche más oscura. Aquí designa mucho más. Aquí se expande, se abre como una flor ante la primavera para ofrecernos un significado mucho más amplio. Gespenst aborda al fantasma de las historias de hoguera y respeta los tópicos al modo particular del autor, sin sobrepasarlos ni sobrecargarlos. Pero también abraza esos otros fantasmas –«los demonios de la mente» que diría otro emergente del panorama literario español– que devoran el alma desde la crueldad y la psicopatía; y aquellos que lo hacen embargados de soledad, tedio, desazón y desamparo. Numerables fantasmas que se solapan, se dan la mano, se intercambian papeles en una historia que no es bella si tomamos por belleza aquello que nos provoca deleite emocional o evoca deliciosas imágenes en nuestra mente. Y, aún así, Gespenst goza de esa pátina de beldad gótica en la metáfora que conserva en sí misma, que nos devuelve al realidad, no como querríamos que fuese, sino como en realidad es y la percibimos. Vemos en la novela como la historia que se nos cuenta echa raíces hacía y a partir de una leyenda, como sus personajes enredan su pasado al presente y se asfixian en la negrura de ese pantano que engulló la vieja Luarma para dar salida a una nueva civilización plagada de cicatrices. Las historias singulares de sus personajes convierten a estos en singulares a su vez, pero es imposible verlos desde la cotidianidad de sus vidas. No sé, es una novela que atemoriza a su particular modo. Veo en ella el vértigo emocional, el abismo hacia el que sus personajes se mueven. Y también ese lado visceral, repugnante, demasiado colorido del odio, el rencor y las hábiles manos de aquellos que las manejan sobre los demás sin escrúpulos. No es la mejor obra que he leído este año, pero se acerca al podio con una nada desdeñable puntuación.

Víctor Morata Cortado

La desaparición de Carlos, hijo de Mario y Alicia, después de una fiesta es el punto inicial del argumento de esta novela. ¿Qué pasó con Carlos?

Éste es el detonante para que el matrimonio de Alicia y Mario termine de distanciarse, un matrimonio ya de por si vacío. Mario, profundamente enamorado de su mujer, se queda solo en casa mientras Alicia se marcha a Madrid. En esos días es cuando Mario empieza a sentir, a ver, a percibir fenómenos extraños a su alrededor y en su casa. ¿Es Carlos desde el más allá el que se quiere poner en contacto con él? ¿Qué significan todas esas señales que recibe?

Por otro lado, la policía comienza a investigar lo que parece ser un caso de asesinato, siendo los principales sospechosos Javier (el chino) y Alberto, los dos amigos que estuvieron con Carlos la última noche que se supo de él. ¿Qué es lo que saben Javier y Alberto sobre la desaparición de Carlos que no quieren decir?

Una novela bastante dinámica, llena de misterio e intriga. Todos los personajes con una personalidad bien trazada y construida y con un papel importante, cada uno a su manera, dentro del desarrollo de la historia.
El único punto negativo a este libro ha sido la cantidad de figuras literarias que el autor usa en su desarrollo. Un excesivo uso de símiles que a veces ralentizaba y hacía un poco pesada la lectura.

Inma Fernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s