Respeto a la imperfección

cristo

El Cristo de Monteagudo (Murcia-España)

         A veces no entiendo al ser humano. Cuesta reconocerme, mejor dicho, me cuesta entender cómo soy capaz de gatear por los telares de la inteligencia sin confesar mis propias limitaciones.

       No logro entender a ese tipo de personas que es experta en mostrar con la mayor de las arrogancias las limitaciones, o las capacidades de los otros. Nadie es más que nadie, ¿no?….

    Imaginemos una situación hipotética, dentro de unos años… posiblemente sería la noticia del siglo, portada en todos los diarios… En Torrelaguna del Toboso, en una prestigiosa clínica, han clonado a un hombre, perfectamente perfecto, sin taras de ningún tipo, con las máximas capacidades naturales que su circunstancia casual le dispone. Surge una pregunta en todos los campos científicos y filosóficos del planeta: el clonado, ¿tiene limitaciones? Me apuesto los honorarios de un dentista a que muchos dirían que no. Muchos otros serían capaces de argumentar, incluso, que la mayor de sus limitaciones es la de no elegir su muerte, porque es algo natural… o que sus limitaciones son todas aquellas que le han sido trasmitidas por sus creadores… vete tú a saber.

      No creo que sea cuestión de mirarse el ombligo, o de interpretar hechos que puedan condicionar o “limitar” a nuestros semejantes. No es tampoco la particularidad de nuestra sociedad una solución o un problema.

       Pienso más bien que todo es más sencillo, la jodida vida ya está demasiado pervertida para que existan seres humanos (nótese y enfatícese seres) que presuman de sapiencia suficiente cómo para moralizar sobre la vida y las limitaciones de los demás sin ser conscientes de que las suyas están siempre veladas por un “¡si yo soy el primero!”, o incluso ni eso.

       La peor de las limitaciones es precisamente esa, limitarnos espantosamente en todo lo que pensamos.

       Pido respeto a la imperfección, por favor.

       Este escrito es un regalo a mi conciencia… y una patada en los huev… a cierto “limitador”

José Antonio Castro Cebrián

Anuncios

Un comentario en “Respeto a la imperfección

  1. Pingback: Respeto a la imperfección | Blog de José Antonio Castro Cebrián

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.